Necrológicas
  • Violeta María Sturiza Matic
  • Filomena Sánchez Barría

Los inicios del PRC y del primer Campeonato Magallánico de Rally

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
199
Visitas

En febrero del 2010 se dio inicio al Campeonato Magallánico de Rally organizado por el Patagonia Rally Club (PRC) que recién se había conformado y que hasta la actualidad, con algunas intermitencias, las últimas motivadas por la pandemia, se mantiene en el calendario de actividades anuales del automovilismo regional.

La idea original fue crear una competencia que permitiera a los pilotos regionales poder tener mayor cantidad de opciones de adaptación a los “pisos” de tierra en vista a sus participaciones en el Gran Premio de Tierra del Fuego, donde los corredores argentinos llegaban con la ventaja de contar con pruebas de rally, tanto en Río Grande como Ushuaia, a través del campeonato que por años realiza Apitur (Asociación de Pilotos de Turismo) de Río Grande.

Esa presencia permanente en este tipo de pruebas les ayudó a los argentinos mantener una hegemonía por años en los primeros lugares del Gran Premio, especialmente en las categorías de mayor cilindrada, dejándole sólo los puestos secundarios para los magallánicos.

Es así como, luego de varios años de intentos infructuosos donde no se lograba conformar una organización que permitiera proyectar una competencia oficial, se creó el PRC bajo el alero de la Asociación Regional Austral de Automovilismo Deportivo (Araad) con la intención de mejorar el rendimiento de los binomios regionales en vista de la prueba fueguina.

PILOTOS
DESTACADOS

Ayudó a su conformación las buenas actuaciones que cumplieron en su momento Yanko Masle, Jaime Ivelic y Hernán Zanetti, entre otros, participando en el torneo de Apimag, donde destacaron de sobremanera y llegaron a alcanzar títulos.

Previo al inicio del campeonato, el PRC hizo la presentación oficial de la competencia, contando con la presencia de Ricardo Grubsic, como el primer presidente del club, Jaime Ivelic, ese año como campeón del rally Apitur y posteriormente por años también como presidente de la institución, y Jacob Masle en su función de piloto que también incursionaba en el rally.

El evento se desarrolló en el auditorio del edificio de los Servicios Públicos contando con una muy buena asistencia de pilotos, navegantes, preparadores y medios de comunicación, demostrando con ello el interés que existía por esta disciplina del automovilismo en nuestra ciudad.

En la oportunidad se señaló que el club se había formado con la intención de adecuarse a la nueva normativa de la Federación de Automovilismo de Chile (Fadech), la que exigía que sólo se podían efectuar competencias estando asociados a la Federación por intermedio de algunas de las asociaciones que la integraban.

PRIMER
CAMPEONATO

En la oportunidad señalaban que tenían considerado efectuar un primer campeonato de cinco fechas y que se iniciaría el 19 y 20 de febrero con el rally de San Gregorio.

Posteriormente estaba considerada para el 2, 3 y 4 de abril una segunda y tercera fecha en los alrededores de nuestra ciudad, donde esperaban contar con la presencia de pilotos argentinos ya que también iba a ser válida por el torneo Apitur, concluyendo el 19 y 20 de abril en Porvenir, con la disputa de la cuarta y quinta fecha, donde además intervendrían corredores de la capital fueguina.

En cuanto a la parte administrativa y técnica, se informó en la ocasión que para los reglamentos se tomaron como base los que utilizaba Apitur, los que fueron adaptándolos a nuestra realidad, permitiéndose el “reenganche” o súper rally y una puntuación escalonada.

La idea era realizar un campeonato utilizando los recursos o autos que existían en ese tiempo, donde el Gran Premio de Tierra del Fuego ayudaba para unificar los reglamentos.

Para el primer campeonato se tenía considerado la participación de cuatro categorías: la de 0 a 1.000 c.c., de 1.001 a 1.300 c.c. y de 1.301 a 1.600 c.c., todas con preparación standard, además de una Súper 2.000, que para ese año refundía las máquinas hasta los 2.000 c.c., considerando tanto las carburadas como las de inyección.

Además adelantaban que ya para el segundo campeonato esperaban definir un marco técnico para la incorporación de una categoría 1.600 c.c. a inyección y multivalvular. La idea era pasar paulatinamente de las máquinas carburadas, mayoritarias en esa época, a autos con motores a inyección, lo que finalmente se logró concretar en el corto plazo.

INICIO
PROMETEDOR

Es así como finalmente el 28 de febrero del 2010 se cumplió con la primera fecha en los alrededores de la villa Bernardo O’Higgins, comuna de San Gregorio, la primera fecha del primer campeonato del Patagonia Rally Club con la participación de quince máquinas distribuidas en tres categorías.

El primer ganador de este tradicional campeonato fue el binomio integrado por Jacob Masle y Juan Pablo Oyarzo con un Toyota Corolla empleando un tiempo de 53’27” para los cuatro tramos cronometrados, seguido de Juan Carlos Kuzmanic con Claudio Cárdenas (Chevrolet Astra) con 53’58” y Sandro Vojnovic con Marcos Sepúlveda (Volkswagen Golf) con 55’51”, todos integrantes de la categoría “D” hasta los 2.000 c.c.

En la categoría “B”, para máquinas carburadas de 1.001 a 1.300 c.c. standard, el triunfo fue para la dupla de Nelson Bustos y Diego Manquemilla con un Suzuki Swift y un tiempo general de 1h.06’09”, seguida por la de Karim Jacob y Nelson Barría (Lada Samara) con 1h.12’21” y la de Sandro Goic con María Antonieta Aynol (Lada Samara) y un tiempo de 1h.13’00”.

La serie “C”, para carburados de 1.301 a 1.600 c.c. standard, tuvo sólo al binomio de Hernán Zanetti e Iván Barticevic, que lamentablemente con su Volkswagen Amazon debió abandonar y sólo pudo completar dos tramos de carrera.

FECHA DOBLE

Posteriormente se efectuó el sábado 3 y domingo 4 de abril de ese mismo año la segunda y tercera fecha en nuestra ciudad, disputándose en los sectores de “La Discordia” y “Parrillar” y contando con la presencia de pilotos argentinos que lo hicieron actuando por la quinta y sexta fecha del campeonato Apitur 2009 – 2010, lográndose reunir un parque de 55 máquinas, 31 de corredores magallánicos y otras 24 de representantes de Argentina.

La fecha del sábado, por la segunda fecha, la victoria en la general fue para la dupla de Javier Soto y José Aravena de Ushuaia (Volkswagen Gol) con un tiempo de 33’18”,33, seguido de Yanko Masle / Francisco Cárdenas (Volkswagen Golf) con 34’44”,62 y los porvenireños Héctor Almonacid y Orlando Sánchez (Volkswagen Gol) con 35’29”,71.

En la ocasión fue descalificado el binomio de Jacob Masle y Juan Pablo Oyarzo, que había finalizado en el segundo lugar, porque su máquina Toyota New Corolla tenía un motor que no correspondía al año de fabricación del modelo del auto.

Al día siguiente Jacob Masle y Juan Pablo Oyarzo (Toyota New Corolla) se desquitaron, logrando ganar la tercera fecha con 32’38”,59. El segundo lugar fue para Javier Soto y José Aravena con Volkswagen Gol (32’54”,61) seguido de Yanko Masle / Francisco Cárdenas (Volkswagen Golf) con 33’42”,34 y por Orlov Dübrock / Francisco Karelovic Martínez (Citroën CX) con 33’58”,10.

ULTIMA FECHA

Finalmente el primer campeonato terminó el 27 de junio en Porvenir con la disputa de la cuarta y última fecha, donde Orlov Dübrock con Francisco Karelovic (Citroën ZX) se impusieron en la categoría “E” con 34’40”,24, seguido de Yanko Masle con Gabriel Díaz (Volkswagen Golf) con 34’52”,03 y los natalinos Claudio Gómez con César Subiabre (Hyundai Accent) con 36’55”,46.

En otras series los triunfos fueron para los locales Héctor Almonacid y Orlando Sánchez (Volkswagen Gol) en la serie “D” con 36’01”,78, Juvenal Díaz e Iván Barticevic (Volkswagen Senda) en la “C” 38’08”,17, Ricardo Vera con Cristián Bravo de Porvenir (Lada Samara) con 39’44”,71 en la serie “B” y Nibaldo Andrade con Jorge Guineo, representando a Timaukel con Suzuki Cultus, en la categoría “A” con 38:23,15.

Ya han pasado más de diez años desde que el PRC comenzó a realizar anualmente sus competencias de rally y sin duda que los objetivos iniciales en gran parte fueron cumplidos, lográndose posicionarse como una de las competencias más importante en la Patagonia, superando incluso a campeonatos similares en otras latitudes de esta parte sur del continente.

La permanente participación de los pilotos locales en este tipo de carrera les permitió mejorar en el corto plazo las actuaciones y resultados en el Gran Premio, alcanzando Luis Mladinic el 2013 y Christobal Masle el 2018 y 2019 adjudicarse la clasificación general de la prueba, además de varios otros resultados positivos en las categorías menores.

Además, las exigencias de estas pruebas, significó mejorar y renovar notablemente el parque de máquinas, lográndose disponer de autos de primer nivel, con una mecánica de última generación que ha permitido levantar en forma importante el nivel competitivo y también sumar un número importante de nuevos pilotos que han permitido tener una renovación importante en vista al futuro del automovilismo regional.