Necrológicas

La dura confesión del príncipe Harry sobre su vida en la realeza: “Era una mezcla entre ‘El show de Truman’ y vivir en un zoológico”

Por Agencias Sábado 15 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
312
Visitas

El duque de Sussex concedió una entrevista en la que volvió a contar lo atrapado que se encontraba en el seno de la familia real.

Al príncipe Harry no le alcanzó con contar su verdad frente a Oprah Winfrey el pasado 7 de marzo en su residencia de Montecito, en Los Ángeles. Lo volvió hacer, esta vez en una entrevista en formato podcast conducido por el presentador Dax Shepard y que pronto se emitirá en la plataforma de Spotify.

En el contexto de la semana de la salud mental -causa donde se muestra activo desde hace tiempo- el nieto de la Reina Isabel II hizo referencia a su experiencia personal durante los años que según él estuvo “atrapado” dentro de la realeza. Y cómo Meghan lo rescató.

Una de las declaraciones más llamativas de Harry ha sido cuando comparó su vida dentro de la corona con la película “El show de Truman”, en la que el protagonista vive, sin saberlo, en un reality. Este curioso paralelismo lo ha hecho cuando Shepard le consultó cómo era pertenecer a un pequeño grupo de la realeza vigilado por millones de personas: “Es una mezcla entre El show de Truman y vivir en un zoológico”, dijo sin esquivar la pregunta.

No sólo eso, Harry reconoció que estaba en desacuerdo en llevar una vida real desde que cumplió 20 años. “Tenía poco más de 20 años y pensaba que no quería ese trabajo, no quería estar ahí. No quería estar haciendo eso”.

Y siguió relatando que no podía elegir salir de esa vida, lo hacia por inercia: “Es el trabajo, ¿verdad? Sonreír y aguantar. Manos a la obra”.

Todo cambió al conocer a su esposa, que vino a rescatarlo, destacó que haberla conocido a Meghan lo hizo entender que estaba atrapado en un sistema. La duquesa le aconsejó ir a terapia, ya que veía a Harry siempre frustrado con la vida que estaba llevando.

Acoso a su madre
y a su esposa

Resaltó una de las frases que lo hizo tomar la decisión en abandonar la Casa Real en marzo de 2019. “No necesitas ser una princesa, puedes crear tu propia vida mejor que cualquier princesa”.

Además volvió a comparar el acoso que sufrió su madre, lady Di, con lo que estuvo viviendo Meghan Markle en el Reino Unido: “Lo que le pasó a mi mamá. Cómo voy a sentarme y tener una esposa y una familia cuando sé que va a pasar de nuevo”.

El presentador siguió abordando la temática, y Harry fue contundente. Durante su estadía en el Palacio de Buckingham, Meghan le manifestó más de una vez no comprender por qué eran de interés para los paparazzi. “Solo porque soy una persona muy conocida en el Reino Unido, no puedo salir”, le decía él. Esas situaciones generaban malestar entre ambos. Ahora, admite que se siente mucho más libre desde que se mudó a su casa en Los Angeles, hace ya más de un año.

Otro punto clave de la entrevista fue cuando el hijo del príncipe Carlos habló de sus privilegios por el simple hecho de haber nacido en la monarquía. “Realmente creo que también puedes avanzar a lo largo del espectro; donde sea que hayas nacido, puedes comenzar en un solo lugar, pero eso cambiará con el tiempo”.

El príncipe volvió a hablar abiertamente de su salud mental y de la intensidad de la vida real con Shepard. Allí Harry dijo que muchos medios podían preguntarse: “Eres un, privilegiado, ¿cómo es posible que estés sufriendo?”.

Y él mismo se respondió: “Se trata de compartir tu historia, saber qué tan identificable es, porque te garantizo que al compartir las vulnerabilidades y experiencias que tuviste cuando creciste, seguramente vas a tener un impacto positivo en la vida de alguien”.

Quebrar el
ciclo del dolor

En los 90 minutos de entrevista contó que buscó quebrar el “ciclo de dolor” de su infancia y que, como padre, no quiso que sus hijos vivieran lo mismo.

“Si he experimentado algún tipo de dolor o sufrimiento debido al dolor o sufrimiento que quizás mi padre o mis padres habían sufrido, me aseguraré de romper ese ciclo”, dijo.

Agregó, además, que no pensaba que “deberíamos señalar con el dedo o culpar a nadie”. Pero señaló: “Hay mucho dolor y sufrimiento genético que se transmite de todos modos. Y como padres, deberíamos hacer todo lo posible para intentar decir: ‘¿Sabes qué? Eso me pasó a mí. Me aseguraré de que eso no te suceda’”.