Necrológicas

Vecinos y niños del barrio Chilote se quedaron sin conexión WiFi

Por La Prensa Austral Sábado 29 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
476
Visitas

Una cosa llevó a la otra. Así se puede resumir el episodio que vivieron los vecinos del barrio Archipiélago de Chiloé, quienes hace algunos meses constataron que ya no contaban con la conexión para internet en su sede vecinal, la misma que estaba siendo utilizada para que un grupo importante de niños tuviera acceso a clases online.

Exponer y discutir sobre la desigualdad digital que ha dejado de manifiesto la emergencia sanitaria es sólo parte de una brecha social real que, de la percepción pasó a una realidad clara que permite desnudar situaciones como la descrita. Así lo señala el dirigente de dicho sector, José Necul, quien cuenta que hubo que conocer de la imposibilidad de un segundo proyecto para saber que la conexión a internet de los vecinos ya era parte del pasado. “Estábamos conversando con Carabineros para ver la posibilidad de instalar una cámara de seguridad que pudiera ser conectada a la Central de Comunicaciones. Si uno de los problemas era la conexión, pensábamos que eso estaría solucionado con la red pública que llegaba a la sede vecinal. Lamentablemente, ahí nos dimos cuenta que ésta ya no existía”, manifestó

Por su parte, la presidenta de la unidad vecinal 28 Goleta Ancud, Cecilia González, lamentó que ya no se cuente con esta herramienta que hoy surge como una necesidad para un grupo importante de niños que la requerían para conectarse a clases (menciona que, entre otros, era utilizada por 4 niños de una misma familia) y también para las actividades que desarrollaban pobladores y vecinos en su quehacer dirigencial diario.

“Realizamos las gestiones para saber qué había pasado, llegando hasta donde el seremi de Transportes y Telecomunicaciones (Marco Mella), quien nos explicó que la WiFi que llegaba al sector correspondía a un proyecto que había terminado y que debíamos buscar otra alternativa para volver a contar con el sistema”, señaló la dirigenta.

Desde la seremi

Efectivamente, de acuerdo con la información recabada en la seremi de Transportes y Telecomunicaciones el servicio correspondía a un proyecto de servicios de telecomunicaciones de zona WiFi que se desarrolló entre 2016 y 2020. Se consideró una red con acceso gratuito en a lo menos 4 áreas locales, con una cobertura de 100 metros y una capacidad simultánea para 25 personas. En Punta Arenas se incluyó al Hospital Clínico, a la Avenida Colón con Bories, la Plaza de Armas y el barrio Archipiélago de Chiloé.

Consultado al respecto, el seremi Mella explicó que efectivamente se trataba de un proyecto de 4 años de duración, cuyo contrato expiró en diciembre de 2020 ya que no se contaba con posibilidad de renovación. “Por ello, se informó a los municipios que desde los gobiernos comunales se podría dar continuidad a este tipo de proyectos, postulando a su financiamiento con fondos regionales”.

Agregó que “el 14 de mayo la Municipalidad de Punta Arenas solicitó $40 millones al gobierno regional para financiar un contrato de esta naturaleza, por dos años. También han hecho acciones similares otros municipios de nuestra región, con el objetivo de continuar con las zonas de WiFi gratuitos en sus comunas”.

Para los dirigentes de Archipiélago de Chiloé es triste, pero también indignante, que lo sucedido devele la realidad que viven muchos vecinos de Punta Arenas justo a sólo días de conocerse una nueva asignación de recursos (más de $2.700 millones por parte del Core) para dar continuidad al proyecto de fibra óptica por parte de las compañías de telecomunicaciones.