Necrológicas
  • Noemí Bórquez Oyarzún
Para el atraque de las embarcaciones

Pescadores están inquietos ante falta de defensas en caleta de Barranco Amarillo

Por La Prensa Austral Viernes 4 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
82
Visitas

También preocupa la demora en el término de las faenas de ampliación de la caleta pesquera y que lleva poco más de dos años de retraso porque los trabajos se detuvieron por razones arqueológicas ante el hallazgo de un conchal que debe ser evaluado para descartar si tiene riqueza patrimonial o no.

“El muelle de la caleta no tiene las protecciones adecuadas y con los vientos fuertes las embarcaciones se maltratan mucho. Sólo hay defensas por el lado weste”, señala el armador Manuel Lemus, presidente de la caleta de pescadores Barranco Amarillo, refiriéndose a la preocupación que tienen ante la deficiencia en la falta de defensas ante eventos meteorológicos que pueden presentarse durante el invierno y con efectos que pueden ser negativos para los armadores.

El dirigente pesquero lamenta que cuando se construyó el muelle de la caleta pesquera no se instalaron defensas en todos los lados del muelle y sólo se privilegió en el sector donde están los vientos predominantes, pero se requiere de más protección para las embarcaciones que atracan en el lado norte y sur del muelle.

Además, reclama que persista la demora en el término de las faenas de ampliación de la caleta pesquera y que lleva poco más de dos años de retraso porque los trabajos se detuvieron por razones arqueológicas ante el hallazgo de un conchal que debe ser evaluado para descartar si tiene riqueza patrimonial o no.

Debido a esta razón no pueden disponer de los tres grandes galpones de unos 20 metros de largo por otros 20 metros de alto que están considerados para acoger a las embarcaciones que son varadas y sometidas a labores de mantenimiento o reparación.

Actualmente, ante la falta de los galpones, los trabajadores deben realizar las faenas con varias limitaciones y la influencia negativa del clima. “La autoridad se ha demorado en resolver la situación y eso nos ha impedido de poder disponer de las nuevas obras de ampliación de la caleta. Tampoco podemos usar la nueva explanada que nos permita varar embarcaciones”, recalca.

Manuel Lemus destaca que la caleta de Barranco Amarillo beneficia a unos cuatro mil pescadores y armadores, pero que es importante que se agilice el término del proyecto que demandó una inversión cercana a los $5 mil millones financiados con recursos sectoriales del ministerio de Obras Públicas.