Necrológicas
  • José Arecheta González
  • Carolina Saldivia Andrade
  • Vicente Pouso González
  • Patricio Yensen Canales

Nueva polémica en Perú por llamada del Presidente Sagasti a Vargas Llosa

Por Agencias Sábado 12 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
177
Visitas

La confirmación de que el Presidente de Perú, Francisco Sagasti, llamó al Premio Nobel de Literatura, el también peruano Mario Vargas Llosa, para conversar sobre las elecciones presidenciales en ese país ha generado una nueva polémica e incluso rumores de que se planea pedir la destitución del gobernante.

Una vez que se informara de que Sagasti había llamado por teléfono a Vargas Llosa, quien apoya abiertamente a la candidata Keiko Fujimori, el gobernante confirmó ese diálogo pero dijo que fue para pedir que se esperen con calma los resultados finales de los comicios celebrados el domingo pasado.

Tras esa información, circularon rumores de que legisladores de oposición planeaban presentar un pedido de censura contra el Presidente, que culmina sus funciones el 28 de julio, por una presunta “intromisión” en asuntos electorales.

En Perú, el Presidente tiene prohibido intervenir en campañas políticas en favor de un candidato y hablar con representantes de organismos responsables de las elecciones.

Vargas Llosa no es ni candidato ni funcionario responsable electoral.

Este viernes el periodista Alvaro Vargas Llosa, hijo del Premio Nobel, ratificó en la emisora RPP que se dio el diálogo, pero dijo que “de ahí a concluir que hubo en esta conversación algo indebido, ilegal inconstitucional, hay un trecho muy grande”.

Sagasti señaló que mantuvo una comunicación con Mario Vargas Llosa y con otras personas vinculadas tanto con Fujimori como con su rival electoral, Pedro Castillo, con el objetivo de “bajar la tensión y esperar los resultados finales” de la contienda electoral en Perú.

“La tarea de un Jefe de Estado es hacer que el país mantenga la serenidad y la calma en momentos difíciles y complejos. En ese esfuerzo me puse en comunicación con varias personas que -entendía- tienen contacto con ambas candidaturas”, remarcó.

El gobernante deploró, por ese motivo, “que se distorsione y malinterprete una acción orientada a mantener la tranquilidad en un ambiente tan polarizado, complejo y difícil, plagado de mentiras y distorsiones”, como el que, según remarcó, está “viviendo” su país.

“No dejaré pasar ninguna mentira ni tergiversación de mis palabras y acciones por los enemigos de la democracia. Seguiré en mi esfuerzo de buscar lo mejor para nuestro país, y lo haré hasta el último minuto de mi gestión”, concluyó.