Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles
EDITORIAL

Enmienda al Plan Regulador Comunal

Por La Prensa Austral Martes 6 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
58
Visitas

El reciente convenio de programación “Atención Territorial Integrada de Magallanes” unirá los esfuerzos del gobierno regional y del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para construir soluciones habitacionales, generando nuevos barrios integrados y territorios más equitativos.

La materialización de este proyecto implicará entregar 6.500 viviendas entre 2021-2027, a un promedio de 700 a 800 soluciones al año, buscando hacerse cargo de las necesidades habitacionales de diferentes sectores y grupos sociales de la región.

Todo esto, bajo el espíritu de garantizar el acceso de los habitantes de Magallanes a beneficios que impactarán directamente en su calidad de vida.

La ejecución de parte de este proyecto y de muchos otros que impulsará el sector privado, así como de iniciativas de otra índole, requiere que en el caso de Punta Arenas se enmiende el Plan Regulador Comunal, principalmente a fin de salvar la calificación de zona inundable que rige sobre una cantidad importante de hectáreas dentro de la urbe. Ello, en suma, prohíbe que en tales paños se puedan realizar ampliaciones, regularizaciones y nuevas obras.

El tema fue puesto a consideración del Concejo Municipal, parte de cuyos integrantes solicitaron mayor información antes de emitir su parecer, aludiendo, entre otros, al informe de la Contraloría.

La postura de los ediles de abstenerse resultó un tanto frustrante para el alcalde y entidades, como la Cámara Chilena de la Construcción, que alegan que esto mantiene paralizado, en lo inmediato, el levantamiento de 900 casas.

Tratándose de un tema importante, es obvio que no se puede pedir a los ediles que voten bajo ninguna presión. Igualmente, se les debe proporcionar todos los antecedentes necesarios para informarse en forma adecuada. Pero, en paralelo, el accionar de este cuerpo colegiado tiene que estar impulsado por la urgencia de las familias que siguen anhelando contar con su vivienda, la mayoría de las cuales, con toda seguridad, llevan esperando por años.