Necrológicas
  • Ines Ruiz Ruiz
  • Zoraida Vera
EDITORIAL

Primarias y la renovación de rostros

Por La Prensa Austral Lunes 19 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
35
Visitas

Una vez más las encuestas erraron. Los ciudadanos que concurrieron a las urnas dijeron algo distinto. Al cierre de esta edición y con el 99,45% de las mesas escrutadas, Gabriel Boric y Sebastián Sichel se encumbraron anoche como los ganadores de las primarias presidenciales de los pactos Apruebo Dignidad y Chile Vamos, respectivamente.

Los porcentajes fueron contundentes: 60,39% de los votos, Boric; y 49,07%, Sichel.

Otra sorpresa fue la respuesta ciudadana a esta convocatoria. Los agoreros hablaban de apatía, cansancio producto de la pandemia y un fin de semana largo, en que buena parte de la población se mueve a otras comunas o salen, derechamente, de sus regiones para descansar.

Con más de 3,1 millones de votos, estas primarias se convirtieron en las más masivas en la historia del país, mucho más que las de 2013 y 2017.

Mientras Sichel concitó casi el 50% de los votos entre cuatro candidatos de la derecha, Boric sumó más de un millón de adhesiones. Desde Michelle Bachelet, nunca otro candidato había superado tal umbral.

Se trató de una jornada que comenzó lentamente, pero que, pasado el mediodía, comenzó a tomar un ritmo, al subir significativamente el número de votantes.

Boric tiene 35 años y Sichel, 42. Muchos ven en estas dos figuras un necesario y esperado proceso de renovación de rostros en la política nacional. Aunque en pactos distintos, el discurso de ellos coincidió respecto de la necesidad que tienen los partidos de ampliar sus horizontes y ser más convocantes. El triunfo de ambos, en tal sentido, representa un nuevo golpe a los referentes tradicionales.

La participación en estas primarias de independientes fue, una vez más, relevante y tuvo como génesis la convocatoria de quienes aspiran a hacerse cargo de las demandas sociales y aseguran estar dispuestos a construir un país con mayor justicia y equidad. Una vez más quedó claro que tal mensaje y objetivo interpreta el sentir de la mayoría del país.