Necrológicas
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Raúl Rodas Roca
  • Josefina Alicia Uribe Rodríguez
  • Carolina Higueras Koock
EDITORIAL

El desafío Fide XII de seguir con la obra del padre Hurtado

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
40
Visitas

A contar de febrero de este año, la Iglesia Católica a través de una Fundación Fide XII, asumió el desafío de continuar con la obra del Padre Alberto Hurtado, que corrió el riesgo de sucumbir ante la decisión centralista del Hogar de Cristo, de cerrar la residencia de adultos mayores en Punta Arenas por razones estrictamente económicas.

En los seis meses de esta nueva etapa, la actual administración se ha visto enfrentada a un complejo escenario debido a la pandemia, luego que un brote de Covid afectara a un grupo de residentes del hogar.

En la reciente ceremonia de bendición de las instalaciones de calle Balmaceda, conocidas desde ahora como Casa del Samaritano, se hizo mención que la operación mensual significará un desembolso de 20 millones de pesos.

Para solventar los gastos operacionales, el grupo de 35 voluntarios que cuida a los 23 “hermanos mayores” que residen en el edificio, puso en marcha una campaña de captación de socios.

Y, es que tal cual lo declaró el director ejecutivo de Fide XII, Reinaldo Leiva, al no tener financiamiento y por las necesidades variadas, requieren del apoyo de la comunidad y de la empresa privada.

Indudablemente que esta humanitaria misión requiere de aportes no solamente de la comunidad, sino también del Estado, para poder lograr que esta obra se mantenga en el tiempo, de manera que los residentes se sientan tranquilos y que van a tener un lugar donde vivir con amor y dignidad, sin que sus derechos se vean conculcados.

En este contexto, el obispo Bernardo Bastres ha instado a la comunidad a entregar su aporte solidario y generoso para que nadie se sienta excluido de este signo solidario con el que se quiere imitar al Buen Samaritano.

La generosidad de los magallánicos no puede decaer. En los tiempos actuales de incertidumbre que vive el planeta a causa de la pandemia, hemos sido testigos cómo la mayor parte de las personas está preocupada en ayudar a otros. La solidaridad es uno de los pilares claves de la nueva sociedad que queremos construir.