Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Curiosidades del programa Casa Solar

Por La Prensa Austral Domingo 8 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
67
Visitas

Hernán Rocha

 

El Programa Casa Solar del Ministerio de Energía tiene como objetivo disminuir el gasto en energía eléctrica de las familias de ingresos medios del país. Esto se entiende entonces en el sentido que el Ministerio de Energía contribuirá con un subsidio a la compra de sistemas solares fotovoltaicos para casas de uso residencial, las cuales pueden ser de 1 [kWp] o 2 [kWp], e incluye paneles fotovoltaicos, inversor, cableado, tablero eléctrico, medidor bidireccional, montaje, puesta en marcha y trámites legales para su operación. Lo que no incluye -en mi opinión esencial-, son baterías o acumuladores. El sistema que el usuario compra es un sistema fotovoltaico que está conectado a la red de distribución eléctrica (en nuestro caso Edelmag), “bajo la modalidad on-grid (www.casasolar.cl). Esto quiere decir que, durante el día, el usuario consume la energía producida por los paneles fotovoltaicos y, durante la noche, toma electricidad de la red (debido a que el sistema no almacena), a través del medidor bidireccional que se instala”. Lo que aparece entre paréntesis es importante, pues implica que, si al usuario comprador se le corta el suministro, queda en las mismas condiciones de quien no tiene el sistema fotovoltaico y le está prohibido hacer conexiones a una batería pues pierde la garantía del sistema.

El costo para un sistema de 1kWp es de aproximadamente $878.000 y para un sistema de 2kWp $1.362.000. Esto incluye un subsidio de 45% (dependiendo del avalúo de la casa) y el ahorro se estima en $90.000 anuales para para el primero y $180.000 para el segundo.

Para efecto de análisis tomemos el segundo caso, es decir se invierte $1.362.000, que en este caso tiene un retorno estimado de $180.000 anuales, lo que significa un “ahorro” de $15.000 mensuales. La cuestión es:  ¿esto constituye un ahorro? En mi opinión no es así, pues como se invirtió $1.362.000, lo que ocurre anualmente durante aproximadamente ocho años, es un Retorno de la Inversión. Es decir, durante ocho años se paga la inversión realizada, para recién después -desde el año nueve- obtener un beneficio que el programa denomina ahorro en el pago de energía.

¿Y qué gana en este caso la compañía eléctrica?  Con esta fórmula obtiene un capital libre de interés de parte del usuario por $1.362.000 y el Estado paga la diferencia del costo que según se indica es de aproximadamente $3.000.000. En síntesis, entre el Estado y el usuario de la casa habitacional le financian a la Compañía Eléctrica la generación de energía a un costo financiero de $0 para ellos. ¿Dónde está la ganancia de las personas? Hasta aquí no está. Por otra parte, se coloca como ejemplo que, si el sistema fotovoltaico genera 100 kWh de los cuales 30 se consumieron en la casa y 70 se reinyectaron, de acuerdo a los cálculos los 70 que se reinyectan a la compañía eléctrica, éste los compra a $64 exento de impuesto y vende a $91 más Iva, es decir, a $92 (número cerrado). Como el usuario no es vendedor formal ante la ley, no recupera Iva (pero sí lo hace la compañía eléctrica). En resumen, la compañía eléctrica le compra al usuario a $64 el kWh y le cobra $92, lo que le deja en la operación $28 por kWh, sin haber invertido un peso. 

Nuevamente jugamos a la letra chica y confundimos a las personas con términos como el “ahorro”, el cual no es sinónimo de retorno de la inversión. La incógnita es: ¿Es el usuario el que gana o es la compañía eléctrica?

Dicho sea de paso, éste es un programa financiado por el Ministerio de Energía y ejecutado por la Agencia de Sostenibilidad Energética, entidad privada que es presidida en el directorio por el Subsecretario de Energía (https://www.agenciase.org), y es la que genera la compra agregada de sistemas fotovoltaicos residenciales conectados a la red para el proyecto Casa Solar.  Esto sólo como dato.