Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Agua Fresca-San Juan

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 9 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
114
Visitas

Todas las ciudades y en especial los habitantes de dichas ciudades, en la medida que éstas van adquiriendo más características urbanas, utilizan, acogen o apropian lugares o sectores o zonas, que se transforman en sus balnearios, lugares de esparcimiento, de contemplación o de solaz.

En el caso de Puerto Natales probablemente el sector de laguna Sofía, en el de Porvenir probablemente la laguna Verde y, en el caso de Punta Arenas, el sector de Agua Fresca-San Juan, ha sido tomado progresiva y mayoritariamente por los habitantes de la capital regional como el lugar preferido, donde much@s han fijado además su residencia, su primera residencia u hogar. Varios cientos que probablemente son un par de miles de personas, que todos los fines de semana se ven exponencialmente aumentados, al ser este sector, el predilecto como el lugar de paseo breve, por el día o por el fin de semana. Para qué hablar de un fin de semana de Navidad, Año Nuevo u otra celebración en temporada primaveral, veraniega u otoñal.

Este positivo panorama que surge por el primitivo interés de los habitantes de Punta Arenas, que buscan y requieren salir de la ciudad, que además se ha visto agravado por la pandemia y su necesidad de interactuar con la naturaleza, contrasta con el estado de abandono casi total, que el Estado y sus distintas expresiones sectoriales (ministerios, direcciones regionales o municipio como agente coordinador) han dado o tenido con este vasto y maravilloso sector. Solamente marca una tibia presencia Carabineros de Chile con su Retén de Agua Fresca. Ciertamente su sola presencia ante la vastedad del territorio y la gran cantidad de habitantes permanentes del lugar y la diversidad de realidades al sur de la comuna de Punta Arenas, requiere de un reforzamiento y, más medios y recursos y, también la llegada de otros servicios que se hacen fundamentales en el lugar.

Me refiero a la necesidad de la Instalación de Conaf , como entidad garante y protectora de los amplios bosques de lengas , coigues , canelos , ñirres y de cuanta especie vegetal y forestal se encuentra en el lugar , amén de las riquezas históricas , antropológicas, de fauna que hacen necesario, casi a gritos que en el lugar, en el corazón de la península de Brunswick se instale una Avanzada de Conaf, como una entidad de cuidado, educación e interacción con los visitantes, como una entidad de control ante la explotación forestal, que pareciera en este sector no tener contrapeso.

Los incendios forestales que se han dado en el sector de San Juan en los últimos veranos, en el sector de turberas y también en el bosque cercano, dicen a los cuatro vientos, que se debiera tener apostadas en el lugar, una brigada forestal, al menos, para los períodos estivales, quedando en invierno, las labores menores de educación, control y orientación. ¿Cuántos extraviados y muertos se requerirán en el monte Tarn, para tomar medidas definitivas y de control efectivo y no sólo reactivo?

El maravilloso destino que significa, la simple caminata hasta el faro San Isidro , y si se piensa con detenimiento, la posibilidad de sólo construir las pasarelas para “vadear” el río San Nicolás, Gennes o el río Nodales y poder tener la caminata o “trekking” más impresionante, a orillas del estrecho de Magallanes, bordeando extensos bosques de canelos y llegando al punto más meridional de América, y pensar de esta manera que quizás llegar con el camino o infraestructura vial, hasta el mismo cabo Froward, quizás no sea la estrategia más sensata o conveniente para la naturaleza frágil y prístina del lugar. Pero cualquier alternativa que se implemente debe ser pensada y generada con la mínima seguridad y orientación por parte de los servicios públicos que tienen que marcar presencia y acción en el lugar.

Pero para que esto suceda, se debe pensar el territorio completo y sus diversas variables, partiendo por lo más básico como la mantención permanente de los caminos, en especial en temporada de invierno, donde la Dirección de Vialidad debiera evaluar con seriedad, el que se instalen ciertos dispositivos de control de peso, en la salida sur de la ciudad, sino que también hacer que su empresa a cargo de las conservaciones globales realmente opere efectivamente en el lugar (los camiones o camionetas saleras deben trabajar permanentemente en días de invierno). ¿Cuántos accidentes carreteros más, deberemos tener, para tomar medidas más drásticas o generar mayor inversión?. ¿No será recomendable que en temporada de otoño-invierno se instale un “pool de maquinarias” en el extremo sur de la comuna de Punta Arenas, o sólo preocupa el camino Inter provincial a Puerto Natales? Quizás es preciso que Vialidad, tenga una avanzada de maquinaria básica en el lugar, si sus contratistas no son capaces de cumplir sus contratos. En fin, tarea para el nuevo gobernador, que deberá coordinar con la delegada presidencial y los ministerios incumbentes y necesarios, una visión de desarrollo del sector sur de la comuna de Punta Arenas en clara coordinación con el municipio de la ciudad. A apurar que ya estamos atrasados.