Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Adelfa organiza en Porvenir el primer rally post pandemia

Por La Prensa Austral Domingo 12 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
137
Visitas

Los deportes motores están volviendo poco a poco a la actividad competitiva, tal como lo hizo la semana pasada el motociclismo con una fecha promocional en las cercanías de Puerto Natales.

Ahora será el turno del automovilismo que el próximo domingo reanudará sus competencias con un rally organizado por la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (Adelfa) de Porvenir, prueba que estará inserta dentro de un mini campeonato en el que también se incluirá el tradicional Gran Premio Karukinka que se correrá en octubre y otro rally programado para diciembre.

Esta primera fecha lleva por nombre “Rally Glorias del Ejército” y se correrá por tramos de caminos que tradicionalmente se utilizan para el Gran Premio de Tierra del Fuego, disputándose un total de tres especiales cronometrados los que se conocerán recién el día previo, momento en el que los binomios participantes deberán hacer su reconocimiento y confeccionar las hojas de ruta.

Intervendrán máquinas distribuidas en la mismas categorías con las que actúan el Gran Premio, es decir: la “G”, de 0 a 2.000 c.c. libre, inyección, multivalvular y turbo; serie “F”, de 0 a 2.500 c.c. libre, carburado, 8 válvulas; categoría “E”, de 0 a 1.600 c.c., inyección original, 16 válvulas, 120 HP; la “D”, de 0 a 1.600 c.c. standard, 8 válvulas; la “C”, de 1.302 c.c. a 1.600 c.c. standard carburados; la “B”, de 1.001 a 1.301 c.c. standard carburados; la serie “A”, de 0 a 1.000 c.c. standard y la categoría “A” a inyección de 0 a 1.000 c.c.

MEDIO CENTENAR

El largo receso obligado que ha tenido la actividad por la pandemia ha motivado la participación de los pilotos, llegándose hasta el momento a una inscripción de 51 binomios distribuidos en las ocho categorías, lo que sin duda es un muy buen comienzo para un retorno algo pausado de la actividad.

Consultado José “Maco” Cortés, flamante vicepresidente de Adelfa, nos confirmó que este rally será la primera fecha del mini campeonato, “luego continuaremos con el Gran Premio Karukinka que se correrá el 8 y 9 de octubre y cerraremos con otro rally, el 4 y 5 de diciembre”, señaló Cortes, prueba que podría reeditar lo que otrora fue el “Rally de las Pampas Fueguinas”.

“Lamentablemente para esta ocasión no tendremos la presencia de pilotos argentino, por el tema de que la frontera todavía está cerrada pero tenemos confianza que para las otras dos fechas sí podrán los trasandinos unirse a las competencias”.

También “Maco” mostró su satisfacción por el muy buen número de inscritos, añadiendo que “incluso quedaron siete u ocho fuera, esperando y preparándose para lo que será el Karukinka. Destaca en el listado la presencia de muchos pilotos jóvenes y debutantes”.

PROTOCOLOS

Al igual como sucedió con las pruebas controladas en Cabo Negro y el Enduro promocional de motos en Natales, en esta oportunidad, tanto pilotos como auxilios y organizadores, se deberá cumplir con la normativa exigida para este tipo de eventos por las autoridades de salud por el tema del Covid-19.

Es así como todos deberán disponer de su pase de movilidad que indique que están con las dosis de vacunas correspondientes, como también habrá un control de temperatura, el uso permanente de mascarilla y mantener un distanciamiento social.

En lo administrativo, con anticipación fueron obtenidos los permisos necesarios extendidos por las autoridades locales para la realización de la prueba como también el disponer de un plan de seguridad, “sólo nos falta que salga el seguro contra accidentes para los pilotos. como también le exigimos a los corredores que dispongan de su licencia deportiva de Fadech vigente para poder participar”, argumentó el propio José Cortés.

GRAN PREMIO

En otro plano, uno de los mayores problemas que ha debido aguantar el automovilismo, especialmente en Porvenir, es la suspensión por la pandemia de dos versiones consecutivas del Gran Premio, sin duda la prueba más emblemática e importante de las que se corren en la Patagonia.

Al respecto “Maco” Cortés señaló que la directiva de Adelfa, a pesar de no efectuarse la competencia en los últimos dos años, está en permanente contacto con sus pares del Automóvil Club de Río Grande.

“Mantenemos siempre en reuniones online, viendo reglamentos, caminos que se pueden utilizar, las novedades que han ido cambiando en los autos, porque -por ejemplo- ya hay que ir pensando que en las categorías tradicionales ‘A’ y ‘B’ no quedan muchas máquinas disponibles, por lo que hay que ir pensando en cambiar por vehículos a inyección”.

“No podemos tener una categoría ‘B’ copada con cien autos sino tendríamos sólo dos o tres categorías en total para el Gran Premio, tenemos que modernizarlas”.

PAVIMENTO

Otro tema que también está en el tapete es el avance en la pavimentación de algunos tramos por donde pasa el Gran Premio y que complica a los organizadores por la seguridad, especialmente considerando a las categorías mayores que son las que circulan a mayor velocidad.

Al respecto “Maco” agregó que se están manejando varias alternativas que modificarían el tradicional trazado por el que se está corriendo en los últimos años.

“Tenemos una salida por el Cordón Baquedano, que es lo que se está barajando para más adelante, con eso tendríamos menos kilómetros de tramos pavimentados, pero hemos barajado muchas otras alternativas”.

“Por ejemplo, en vez de bajar a San Sebastián ‘al tiro’ en Las Flores, se sigue como en el Gran Premio antiguo hacia el sector de Chillán, como quien va a Cullen pero pasas por detrás, sacándole a ese sector los kilómetros de asfalto. Ese tramo es bien entretenido y bonito. En los inicios del Gran Premio se corrió por ahí hasta como el ‘82”.

Todo se está pensando en torno a la seguridad de la competencia, considerando que varias de las categorías que actúan en la prueba disponen de autos de gran potencia y que sobre terreno pavimentado pueden incluso superar las velocidades que han alcanzado en las últimas ediciones disputadas, con el consiguiente peligro de accidentes de gran magnitud.

Es por ello la preocupación de los dirigentes de ambas instituciones organizadoras para velar porque la prueba se desarrolle con las máximas medidas de seguridad, no sólo para las máquinas o tripulaciones que las conduzcan sino que también en el trazado por el que corran.

MEJORES OPCIONES

“Estamos buscando las mejores opciones porque no se puede limitar la velocidad que imprimen los autos, las jaulas están homologadas de acuerdo a los rallies mundiales y con un promedio de velocidad de 160 a 170 Km./h. con estos autos demoramos 2:37 horas en recorrer los 450 kilómetros. Andan muy rápido, no hay una medida dentro de esos autos. Al subirse uno nunca sabe si llegarás al otro lado”.

“Los autos antiguos eran de lata más firme, los de ahora se desfiguran completamente, tu habitáculo tiene que ser muy firme, pero no hay fierro para los golpes sobre 200 kilómetros cuando vuelas en las alcantarillas que no se ven”, concluyó señalando el dirigente porvenireño.

Sin duda que será un tema importante que se tendrá que seguir analizando para tomar en conjunto la decisión más acertada y segura para que la carrera se siga manteniendo en el tiempo con las condiciones de seguridad extrema que se necesitan para una competencia de estas características tan únicas a nivel mundial.