Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Críticas genera negociación de UdeC con acusados de daños a la casa de estudios durante el 18-O

Por Agencias Martes 14 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
136
Visitas

Transversal fue el rechazo al acuerdo que la Universidad de Concepción negocia con los acusados por delitos que el año pasado dejaron casi 200 millones de pesos en daños a la propiedad de la casa de estudios. Académicos, abogados y políticos cuestionaron lo que -dijeron- dejaría en la impunidad las graves e ilícitas conductas.

Críticas y un intenso debate generaron las declaraciones del secretario general de la Universidad de Concepción, Marcelo Troncoso, quien admitió estar en conversaciones con las familias de algunos de los acusados por las violentas protestas que, entre febrero y marzo de 2020, causaron importantes perjuicios a la casa de estudios.

El objetivo de las negociaciones es alcanzar un acuerdo reparatorio que evite que los jóvenes, e incluso menores de edad, se vean enfrentados a un juicio oral, en el que arriesgarían penas de hasta 10 años de cárcel según la acusación del Ministerio Público contra los 12 imputados.

Jorge Fuentealba, director del Departamento de Fisiología, subrayó que es incomprensible la actual postura, diametralmente opuesta a la expresada tras las manifestaciones el año pasado.

El abogado Fernando Saenger, como ex alumno de la Universidad de Concepción, subrayó que el plantel es una institución pública y, como tal, no puede negociar acuerdos extrajudiciales de espaldas a la comunidad.

Más duros fueron los diputados de la Udi, Sergio Bobadilla e Iván Norambuena, quienes calificaron como impresentable y una señal de impunidad la postura de la universidad.

No obstante, las consultas sobre la polémica, ni el alcalde de Concepción, Alvaro Ortiz, ni el gobernador regional, Rodrigo Díaz, han expresado hasta ahora su opinión. Por otra parte, el delegado presidencial, Patricio Kuhn, querellante en la causa, se disculpó por estar en otras obligaciones del cargo.