Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Ex funcionarios del Conservación de Bienes Raíces indignados con acusación de hurto

Por La Prensa Austral Martes 14 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
1,389
Visitas

Los ex funcionarios del Conservador de Bienes Raíces de Punta Arenas expresaron su rechazo por la acusación de hurto formulada en su contra.

Para ellos, la acusación es grave, ya que no sólo provocó un tremendo malestar y desazón entre ellos y ellas, sino que “además se aleja maliciosamente de la realidad debido a que, en el mismo momento en que asumió el nuevo Conservador designado Igor Trincado, habían firmado con él un idéntico acuerdo de copropiedad que han firmado los funcionarios antiguos con todos quienes han ocupado el mismo sitial desde 1980″, se señala en un comunicado público.

“Es una figura que aún existe en varias oficinas de conservadores de bienes raíces y algunas notarías del país”, explica la abogada Karina Mancilla. En dicha figura, los líderes de aquellas oficinas dependientes del Poder Judicial son dueños en conjunto con los funcionarios de todos los bienes que adquieran para el desarrollo de sus funciones, en partes iguales.

Se sostuvo que, tan profundamente aplicada fue la norma en esa oficina que, de hecho, los propios funcionarios debían comprar los muebles que requerían para el cumplimiento de sus funciones, como escritorios, sillas y libreros. “En el marco del acuerdo – que a la fecha se ha firmado con los 8 conservadores que han sido nominados desde 1980 – todos los insumos, el arriendo de las dependencias y hasta el servicio de aseo de las oficinas era pagado en partes iguales entre los funcionarios y sus jefaturas de turno”, se apuntó en la declaración.

“Es, por ello, que no sólo injusta, sino que totalmente fuera de lugar fue la acusación que hiciera el otrora notario Trincado, toda vez que sobre los bienes que fueron retirados de la oficina existía una copropiedad entre el Conservador y cada uno de los funcionarios desvinculados”, se apunta.