Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

Carta

Por La Prensa Austral Domingo 19 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
641
Visitas

Un hijo de una pensionada de Capredena concurrió el día 31 de agosto a las oficinas de la entidad, ubicadas en Armando Sanhueza Nº1054, para preguntar si podía enviar una carta dirigida al vicepresidente ejecutivo de la institución en Santiago. Un funcionario lo atendió y le indicó que no había ningún problema.

Al día siguiente, regresó a las oficinas con la mencionada carta en sobre cerrado, pero había otro funcionario, quien dudó en recibirla y subió al segundo piso para consultar a la encargada del local. Al cabo de 15 minutos regresó y le indicó que sí podía enviar la misiva a través de ellos, pero que tendría que abrir el sobre para conocer el contenido de la misma.

Asombrado, el portador de la carta, cuestionó la instrucción, sosteniendo que vulneraba sus derechos, entre ellos el de privacidad de un documento personal.

Lo paradojal del caso -según relató la parte afectada a esta sección- es que el contenido de la carta estaba en conocimiento del jefe máximo de Capredena, quien esperaba el documento, según lo acordado en una conferencia vía Zoom, pues se estaba reclamando por el fallecimiento de un hijo en un centro médico de la institución en Santiago.

Al sentir que la oficina local estaba vulnerando sus derechos y actuaba con indolencia frente al dolor ajeno, el afectado cortó por lo sano y envió la misiva por Correos de Chile, bajo la modalidad de carta certificada.