Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

Con voto en contra de Boric rechazan rebaja del impuesto a las bencinas

Por La Prensa Austral Miércoles 22 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
4,295
Visitas

Proyecto fue “archivado”

Diputada Sandra Amar estuvo a favor de su propia iniciativa. Mientras Karim Bianchi no registró votación

Una merma significativa para las arcas fiscales fue el principal argumento que llevó a los diputados a rechazar el proyecto que apuntaba a rebajar en 50% el impuesto específico a los combustibles.

La iniciativa, presentada por los independientes Alvaro Carter y Sandra Amar (ambos pro Udi), fue votado ayer en sala, recibiendo 64 votos a favor, 61 en contra (uno de Gabriel Boric) y 20 abstenciones.

A través de esta moción se buscaba que el gravamen que afecta a las gasolinas automotrices y al petróleo diésel se rebajara la mitad “en caso y durante” la vigencia de un estado de excepción constitucional o alguna calamidad pública que afecte o comprometa el empleo e ingresos de la ciudadanía.

Otra de las razones esgrimidas por los diputados que votaron en contra, fue el que una rebaja constituiría una medida que incentivaría el uso de combustibles fósiles contaminantes.

No obstante, para Amar y Carter el impuesto específico sigue siendo un “castigo” para la clase media, asegurando que el propósito era ir en ayuda de las familias en medio de la pandemia y considerando también el alza sostenida de las bencinas.

Esto último motivó hace algunas semanas una masiva manifestación en la Ruta 9 Norte, donde magallánicos de diversos sectores protestaron por el precio de los combustibles. En la oportunidad hubo un compromiso por parte de la delegada presidencial, Jenniffer Rojas, para llevar la inquietud hasta el nivel central. Días después se informó de una modificación a la medición, que se tradujo en un freno parcial al alza.

Sin embargo, sobre una eventual rebaja al impuesto específico, el gobierno a través del ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, señaló que se trata de un gravamen demasiado importante para las arcas fiscales y que una rebaja no haría más que poner en riesgo las ayudas sociales.

Ayer, el proyecto pasó a sala con el informe negativo de la Comisión de Hacienda, quedando archivado.