Necrológicas

“Hoy no llegamos ni al 70% de los ingresos que habíamos proyectado”

Por La Prensa Austral Viernes 8 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
134
Visitas

E

l gerente general de la empresa Ascendal, Marcelo Cornejo, comienza explicando el modelo de negocios que llevó a la compañía a asumir la concesión del transporte mayor de pasajeros de Punta Arenas hace justamente un año.

Señala que aclarar lo de los subsidios es importante, “porque pareciera que hay un desentendimiento de los trabajadores y de la sociedad, independiente de que nosotros como empresa nos adjudicamos el servicio a través de un trato directo”.

Antes del detalle, una casi infidencia: “Cuando apostamos a este proyecto, no en pandemia, proyectamos más ingresos de recaudación por pasajeros transportados. Hoy no llegamos ni al 70% de lo que se había presupuestado”.

El ejecutivo lamentó la instancia de huelga y reconoce que la empresa ha hecho lo humanamente posible para arribar a una propuesta que pudiera acercarse a lo solicitado por los trabajadores. “Logramos hacer una estructura salarial recogiendo responsablemente lo solicitado. Eso se tradujo en una última propuesta por el 14% de aumento de sueldo base y 13% líquido. Si tomamos en cuenta que hemos sido sumamente responsables, que no nos acogimos a la Ley de Protección del Empleo, que seguimos trabajando, pagando sueldos íntegros, entregado absolutamente mejores condiciones laborales que las que anteriormente habían y que, adicionalmente, entregamos más de lo que podíamos, parece a lo menos insólito que ellos hayan rechazado la oferta y optar por la huelga indefinida”.

Cornejo revela que al inicio de las conversaciones se les explicó al sindicato de conductores con sus 92 asociados, que la empresa tenía un techo para negociar y que la propuesta de negociación sindical “definitivamente estaba fuera de cualquier parámetro. Y soy sumamente honesto, porque en realidad la solicitud por ejemplo partía con la solicitud de 70% de aumento de salario. Aún así, abrimos la puerta de inmediato, no rechazamos el diálogo y nos sometimos al procedimiento de negociación explicando en detalle cuál era la situación de la compañía acá en Punta Arenas”.

Luego se dejó para discusión posterior el tema del salario y la negociación se centró en otros puntos, como los beneficios de salud complementario, nacimiento, beneficios de deceso, beneficio de días libres. De esta manera, recuerda que el lunes 27 la propuesta fue rechazada en primera instancia y que al día siguiente se votó la huelga. El 29 se pidió la mediación legal de cinco días, “y en donde nosotros tratamos de acercarnos lo más que pudimos a lo solicitado, acordando bono por término de negociación, bono de aguinaldo, día libre por cumpleaños y pagar la cuota a otros trabajadores que quisieran ingresar al sindicato, entre otros puntos. Finalmente, los trabajadores optaron por la huelga indefinida”.

“Un eje vital”

Sobre cómo la empresa enfrentará la merma de más del 50% de sus trabajadores y de un porcentaje mucho mayor de conductores,  Marcelo Cornejo, manifestó que la compañía tiene un contrato firmado con el Ministerio de Transportes y ellos tienen la obligación de hacer que éste se cumpla. “Tenemos conductores no sindicalizados y otros que son parte de un segundo sindicato, lo que permitirá incorporar al menos un bus por hora para cada línea de recorrido. Evidentemente, la ausencia se va a sentir, porque estamos volviendo a la normalidad con la etapa 5 (Plan Paso a Paso), pero hoy aparece fuera de nuestro alcance seguir avanzando en una solicitud a la cual no podemos dar respuesta positiva. Nosotros entendemos como empresa que los trabajadores tienen todo el derecho a solicitar mejores condiciones, pero también la responsabilidad de entender que no son sólo ellos, que también hay una empresa que tiene la responsabilidad de entregar un servicio de transporte público y que somos un eje vital para la ciudad”.

 

Trabajadores y empresa alcanzaron acuerdo
anoche y pusieron fin a la huelga

 

En este año de funcionamiento de la empresa Ascendal, el servicio de transporte mayor en Punta Arenas no ha sido lo ideal que se prometió. Y quienes se llevan los reclamos de los usuarios son los choferes, que desde ayer, en su gran mayoría, se unieron a la huelga tras infructuosas negociaciones con la empresa, que se extendieron por 45 días.

La principal piedra de tope que mantiene a las máquinas sin poder salir dice relación con los sueldos. El sindicato exige un aumento de 750 mil pesos líquidos por chofer, pero Ascendal no se mueve de los $720 que ofreció. Pero no solamente esa diferencia de 30 mil pesos mantiene paralizados a los conductores, que en la manifestación que protagonizaron ayer en el patio de la empresa, en prolongación Ignacio Carrera Pinto, además de bloquear la salida de los buses y echar por tierra el plan de contingencia anunciado por la compañía, expresaron algunos de los problemas que enfrentan a diario.

Marcelo Mansilla exteriorizó que lo principal es tener “un sueldo digno, acorde al mercado, ha subido todo, tenemos el caso de la bencina. Las condiciones también influyen, hemos tenido problemas con las puertas de los buses, que se cierran solas por los sensores y han apretado gente, y somos los que tenemos que poner la cara. Lamentablemente, la comunidad ha expresado reclamos contra nosotros, y parece que la empresa le hace más caso a la opinión pública que a los trabajadores. Hay cosas que pasan en el camino, de repente estamos muy estrechos en los tiempos y tenemos que andar corriendo, arriesgando. Tenemos un tiempo de salida, puntos de recorridos y una hora de término en el cabezal, que hay que cumplir. Si nos atrasamos, se pierden algunas mediciones. Somos nosotros los que andamos sentados yendo a la pelea”, detalló.

Cuando la empresa se instaló, se les ofreció a los conductores un sueldo de $640 mil líquido, “pero acorde al mercado, estamos bajos”, reiteró Mansilla.

En tanto, el tesorero del sindicato, Miguel Mancilla, indicó que se unieron a la huelga 92 choferes de los 120 que están en la empresa. “Hoy (ayer) no salió ningún bus y mañana (hoy) puede que salgan 10, porque quedan trabajando veinte conductores que se repartirán en los dos turnos, mañana y tarde. Se ve difícil el tema, no hay flexibilidad de la empresa. Estamos dispuestos a conversar y podríamos ‘bajarnos’ pero obviamente tendría que acercarse la empresa a lo que estamos pidiendo. Sí se cedió en el tema de la tarjeta de gratuidad para un familiar directo de los asociados, los aguinaldos -no lo que se pedía- y otros puntos que no eran tan relevantes”.

Finalmente, la presidenta del sindicato, Bélgica Díaz lamentó que no hubo, durante la jornada, ningún acercamiento de parte de la empresa. “Esperamos que las autoridades empiecen a ponerse los pantalones, porque una ciudad completa está con el servicio de transporte mayor paralizado. Son 70 buses que transportan diariamente a cerca de 8 mil personas. El seremi de Transportes tiene que comunicarse con la empresa, porque tiene el contrato con ellos, no con nosotros”, concluyó la presidenta del sindicato. Sin embargo, anoche a las 23,30 horas la dirigenta se comunicó con La Prensa Austral, para informar que las partes habían arribado a acuerdo y con ello se había puesto fin a la huelga.