Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde

Más que una teleserie

Por Abraham Santibáñez Sábado 9 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
51
Visitas

S

i fuera una película, sería como las producciones clásicas del neorrealismo italiano: en blanco y negro con una visión descarnada que, sin embargo, nunca renuncia a la esperanza.

La presentación Ética en la relación con el paciente: la microética de la atención cotidiana, del doctor Marcelo Wolff, no es cine. Es una presentación preparada para el XI Seminario de Bioética organizado por la Academia Chilena de Medicina que preside el doctor Rodolfo Armas Merino. Bajo la dirección del doctor Juan Pablo Beca Infante, el encuentro se centró en los desafíos éticos de la pandemia.

Se realizaron cuatro exposiciones: “Vulnerabilidad y solidaridad”, “Necesidad de priorizar”, “Relación con pacientes” y “Ética de la investigación en pandemia”.

La tercera, la del doctor Wolff, abordó el tema de la experiencia de un paciente de manera sencilla y directa pero de intenso efecto emocional. (se puede ver en: https://www.academiachilenademedicina.cl/2021/08/05/los-desafios-eticos-de-la-pandemia-desde-cuatro-miradas/ ).

Según el autor su presentación es “una narrativa vivencial de un paciente individual y su equipo tratante el que experimentará muchas situaciones complejas e inéditas”, No sólo muestra la situación de un enfermo contagiado con el Covid-19 (“Don Roberto”) sino también la de su familia y la del equipo de salud. Los médicos y el personal del hospital donde está internado (y aislado de su familia) deben tomar decisiones en un clima de emergencia y sobrecarga laboral. “Esta vivencia implica temas de equidad, de justicia, de beneficencia, de no maleficencia y de autonomía”, precisa el Dr. Wolff.

El médico ha dicho que no estaba seguro de cómo abordar el tema. Es una duda razonable en un profesional de su nivel, quien, además, escribió en 2020 en los Anales del Instituto de Chile un artículo en conjunto con el Dr. Luis Fidel Avendaño Carvajal. En ese caso el tono era impersonal, para una publicación científica de alto nivel: “Los pacientes pueden requerir prolongada hospitalización, especialmente los con apoyo ventilatorio intensivo, con frecuentes complicaciones tromboembólicas y sépticas, favorecidas por las medidas terapéuticas (corticoides), la posición (decúbito prono), los procedimientos invasivos y la dificultad propia de la atención de múltiples pacientes graves simultáneos, con personal que requiere uso de incómodas medidas de protección personal y que, muchas veces, no está adecuadamente entrenado, pues ha debido reclutarse prematuramente gente para ampliar atención y reemplazar al personal enfermo o en cuarentena por contacto”.

Pretendía entregar la información y el análisis de un especialista. En cambio, la presentación en el seminario de la Academia de Medicina apuntaba a mostrar una realidad humana y por ello se ha sugerido incluso que se difunda por televisión.

Aunque ha habido considerable información de la pandemia a través de los medios se argumenta que falta todavía una mayor percepción del riesgo que representa a casi dos años de su llegada a Chile. En la medida que han mejorado los índices y se han ido aligerando las restricciones, la población siente que ya se superó el peligro.

La presentación del Dr. Wolff quiere alertar de ese peligro. Si fuera una película, no sería como las glamorosas series de médicos de la TV. Pero sería un notable servicio en la larga batalla del Covid.19.