Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

Rechazan pavimentación de ruta al Paine por impacto negativo en la biodiversidad La iniciativa, próxima a licitarse, busca reemplazar la carpeta de rodado del mencionada camino que va en dirección a la portería Sarmiento del Parque Nacional Torres del Paine.

Por La Prensa Austral Miércoles 13 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
588
Visitas

C

ontroversia provoca el proyecto de pavimentación con hormigón de la Ruta Y-150, que permite el acceso al Parque Nacional Torres del Paine, ya que ello tendría un impacto negativo en el ecosistema del lugar, además de sumado a ello que es mundialmente conocido como un corredor biológico y reproductivo del puma.

La iniciativa próxima a licitarse busca reemplazar la carpeta de rodado del mencionada camino que se inicia en la Ruta Nueve y que va en dirección a la portería Sarmiento en el Parque Nacional Torres del Paine, en la provincia de Ultima Esperanza.

El lugar es conocido como un corredor biológico y reproductivo del puma, el más importante de Chile y del mundo conjuntamente con el Parque Nacional Torres del Paine, lo que ha sido confirmado por expertos e informado masivamente en múltiples reportajes realizados por la BBC de Londres. Entre los organismos que respaldan esta afirmación se encuentra la Fundación Panthera e investigadores de múltiples universidades del mundo.

Proyecto de protección

Este conjunto de conocimientos impulsó a los propietarios de la estancia Laguna Amarga (por donde cruza la Ruta Y-150) a desarrollar un proyecto de protección y observación del puma denominado Leona Amarga Expeditions, siendo, en este aspecto, una estancia pionera en impulsar el avistamiento de la fauna silvestre.

Lo anterior, porque no se trata sólo del puma sino de una variada fauna, entre ellos el lagarto Diplolaemus darwinii o “Cabezón de Darwin”, el cual se encuentra en peligro de extinción  y que fue fotografiado a orillas del lago Sarmiento. De coloración grisácea, con tonalidades ocre o azuladas, el “Cabezón de Darwin” mide hasta 120 milímetros desde el hocico hasta la cloaca y tiene una cola más corta que el largo del cuerpo. Una de sus particularidades es que está activo a temperaturas bajas de hasta 5 grados Celsius.

Estos animales junto a otros cruzan por el sector que atraviesa la Ruta Y-150. A ellos se ha sumado el carancho cordillerano, ave que se ha posesionado en el sector, además de las taguas, patos, caiquenes, avutardas, bandurrias, los cisnes de cuello negro, los cisnes coscoroba, los flamencos, que ocupan las lagunas adyacentes al camino. El sector se ha ido poblando poco a poco con otras especies que antes no residían allí, lo que ha transformado el área en un observatorio no oficial de la fauna silvestre de la Patagonia.

Incluso, hace un par de años, se pudo observar a 110 cóndores juntos en ese sitio, un espectáculo casi imposible de ver en otro lugar del mundo.

Desastre ecológico

Tomislav Goic, copropietario de la estancia Laguna Amarga, que colinda con el Parque Nacional Torres del Paine, por cuyos terrenos cruza la Ruta Y-150 (portería Sarmiento) en una extensión aproximada a los 12 kilómetros se atreve a decir que “aún no hemos tomado conciencia de lo que es Torres del Paine, se trata de un hábitat único en el planeta, que debemos cuidar con mayor atención”.

Con más de 40 años de experiencia como guía de turismo manifestó que la pavimentación con hormigón de la mencionada ruta provocará una alteración en el ecosistema y la biodiversidad del lugar.

Indicó que “ese proyecto no cuenta con un estudio de impacto ambiental, pese a que se encuentra en un área de amortiguación. Su realización tendrá un impacto muy grande porque considera la construcción de una serie de terraplenes y excavaciones de drenaje que afectarán los humedales que existen en el lugar y que son utilizados por la fauna silvestre. A lo anterior, se suma el movimiento de tierra, alambrados, el trabajo de las maquinarias, todo ello con un impacto que no está siendo evaluado y por lo tanto no será amortiguado”.

Derroche de recursos

Añadió que ese mismo camino fue mejorado hace aproximadamente cuatro años con Otta Seal (asfalto), con un proyecto que implicó un alto costo por lo que califica como un “derroche” de recursos públicos pavimentarlo con hormigón cuando presenta un buen estado para el tránsito vehicular  y, además, por no contar con rentabilidad social por ser escasamente transitado.

Por todo lo anterior, Goic dijo que “proponemos que eso quede tal como está por el bien de la biodiversidad del lugar. Las autoridades regionales tienen que tomar conciencia que ese proyecto se debe detener definitivamente”.