Necrológicas
-La defensora regional previno que “no funciona como corresponde la Unidad de Psiquiatría Forense Hospitalaria Intrapenitenciaria del Complejo Penitenciario de Punta Arenas.

Abogada defensora aboga por programas de capacitación laboral y reinserción social

Por La Prensa Austral Domingo 17 de Octubre del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
54
Visitas

La defensora regional, abogada Gustava Aguilar, ha sostenido en el tiempo que las mujeres privadas de libertad merecen un recinto adecuado a sus necesidades y especiales condiciones. Por eso apoya el proyecto postulado por Gendarmería de “Normalización, Construcción y Rehabilitación de los Módulos de la Sección Femenina del Complejo Penitenciario de Punta Arenas”, para mejorar el bienestar y las condiciones de vida de las mujeres allí recluidas.

“Sin embargo, todo mejoramiento de infraestructura será insuficiente si no es acompañado por programas de capacitación laboral y reinserción social”, remarcó.

En materia de reinserción social mencionó que está pendiente el fortalecimiento de la política regional, ya que tiene un impacto real no sólo en los condenados, sino también en la sociedad.

“Durante el año 2020, producto de la pandemia observamos con preocupación que la población penal no contó con ninguna intervención psicosocial, lo cual implica una grave vulneración de los derechos humanos de las personas privadas de libertad”.

Para ella “es esencial materializar de manera prioritaria la política regional de reinserción social”.

Unidad no funciona

Sobre la Unidad de Psiquiatría Forense Hospitalaria Intrapenitenciaria del Complejo Penitenciario de Punta Arenas, indicó que no funciona como corresponde, “afectando la salud de quienes debe proteger, las y los privados de libertad que presentan problemas de salud mental, quienes no han recibido atención, lo cual ha derivado en situaciones críticas, como son los suicidios de los que desgraciadamente hemos sido testigos en el último tiempo”, recalcó.

La abogada mencionó la falta de un psiquiatra en el Servicio Médico Legal, lo cual produjo un retraso en la tramitación de causas en que los afectados son precisamente personas con problemas de salud mental.

Junto con agradecer el trabajo del grupo de personas vinculadas a la Defensoría, “de extraordinaria calidad humana y profesional”, dijo con mucho orgullo poder asegurar que “nadie se ha quedado sin servicio de defensa, aun en tiempos complejos como el que nos ha tocado vivir estos dos últimos años”.