Necrológicas
EDITORIAL

Un magallánico a La Moneda

Por La Prensa Austral Lunes 20 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
94
Visitas

-Aunque no había sido el candidato más votado en la primera vuelta electoral del pasado 21 de noviembre, el puntarenense superó a Kast por un millón de votos y, de paso, también inscribió su nombre en los anales electorales del país, al erigirse como el candidato presidencial que más sufragios ha obtenido.

Superando con los hechos el intento por introducir temor respecto de un triunfo tan estrecho que diera lugar a reclamaciones electorales posteriores, una contundente mayoría se inclinó ayer por el candidato presidencial del pacto Apruebo Dignidad y de las ex fuerzas concertacionistas.

Más allá de consideraciones políticas, la de ayer fue una jornada histórica para la región, pues, por primera vez en su historia, un magallánico fue elegido para ocupar la Primera Magistratura del país, a partir de marzo próximo.

Gabriel Boric concitó casi el 56% de los votos, superando a José Antonio Kast, quien alcanzó el 44% de los sufragios emitidos tanto en Chile como en el extranjero.

Aunque no había sido el candidato más votado en la primera vuelta electoral del pasado 21 de noviembre, el puntarenense superó a Kast por un millón de votos y, de paso, también inscribió su nombre en los anales electorales del país, al erigirse como el candidato presidencial que más sufragios ha obtenido.

Hechos importantes de la jornada fueron que tanto Boric como Kast se comprometieron durante la mañana a que reconocerían el triunfo del otro si ellos perdían.

El abanderado de la derecha admitió rápidamente su derrota, llamó a Boric e, incluso, acudió personalmente a entregarle sus felicitaciones. También el Presidente Piñera conversó públicamente con el magallánico, a quien aconsejó llevar adelante un gobierno de unidad.

Fue relevante que los ciudadanos hayan respondido y que resolvieran acudir a las urnas en mayor número que durante la primera vuelta, disipando el fantasma de la abstención que muchos temían.

El período en el cual tendrá que gobernar Boric no será fácil, pero existe espacio para que, impulsando acuerdos programáticos y legislativos, se puedan avanzar respecto de la recuperación económica, las demandas sociales y, sobre todo, empoderar a las
regiones.