Necrológicas

Estado uruguayo debe vender el águila del buque nazi Graf Spee para pagarle a quienes la rescataron

Por La Prensa Austral Jueves 30 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
543
Visitas

Los hermanos Etchegaray lograron hallarla en el fondo del Río
de Plata junto al telémetro en el año 2006.

Un fallo de segunda instancia confirmó la sentencia de 2019 que condenó al Estado uruguayo a “enajenar onerosamente” el águila del Graf Spee y el telémetro, un equipo utilizado para medir distancias en el mar de 27 toneladas.

Esta semana fue indicado el fallo de segunda instancia, dictado por el Tribunal de Apelaciones en lo civil, informó Montevideo Portal. Según la sentencia, el Estado deberá sacar el águila y el telémetro a remate público.

El resultado de la venta deberá ser compartido con los hermanos Alfredo y Felipe Etchegaray quienes rescataron del fondo del mar el águila del Graf Spee y el telémetro, que aseguraba al Graf Spee precisión en sus piezas de artillería, junto al buzo Héctor Bado.

Relevancia histórica

“Este incidente tiene relevancia histórica por ser la primera batalla de mar en la Segunda Guerra Mundial, ser la última donde participaron los acorazados, y además el único conflicto bélico que hubo en esta parte del mundo durante esa guerra”, dijo Alfredo Etchegaray.

Confesó que llevan “muchos años litigando con el Estado, luego de obtener los permisos correspondientes para la búsqueda y rescate de los elementos”. La búsqueda del águila del Graf Spee fue compleja por la profundidad y las condiciones adversas donde se encuentra hundido el barco. Sin embargo, los hermanos Etchegaray hicieron los trámites correspondientes y financiaron ellos mismos el rescate.

Firmaron un contrato de rescate en 2004. Ese mismo año lograron retirar el telémetro del barco y dos años después el equipo encontró el águila en la proa, con un peso de más de 300 kilos y una esvástica tallada a los pies del ave. “Una vez sacado del agua el águila y el telémetro, comenzaron los problemas y la negativa del Estado uruguayo en cumplir con su parte del contrato”, agrega.

Aunque a partir de la sentencia del Tribunal de segunda instancia el Estado todavía tiene la facultad de interponer un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia, dicho recurso no impide que la sentencia se cumpla.

Infobae

La batalla del Río de la Plata

El Admiral Graf Spee, considerado el orgullo de la marina nazi, fue hundido por su capitán Hans Langsdorff frente a las costas de Montevideo el 17 de diciembre de 1939, tras protagonizar la batalla del Río de la Plata con tres barcos británicos en la Segunda Guerra Mundial.

El enfrentamiento dejó más de un centenar de muertos entre ambos bandos (68 en los Aliados y 36 en los alemanes), según un informe del diario El País, de Montevideo.

Después de algunas horas de incertidumbre, el Graf Spee se dirigió a la costa uruguaya, perseguido por dos navíos ingleses, intercambiando algunos disparos.

Entrada a Montevideo

El acorazado de bolsillo alemán se dirigió al puerto de Montevideo, sin dar aviso a las autoridades uruguayas, tras sufrir diversas averías.

El capitán Langsdorff ordenó que se bajaran los ataúdes de los marinos, envueltos en la bandera nazi, y pidió que se diera asistencia médica a los heridos.

Obligado a salir a mar abierta, donde lo esperan navíos de guerra británicos, el capitán Langsdorff decide hundir su buque. Al día siguiente se suicidará en un hotel de Buenos Aires.

Los marinos alemanes fueron repatriados desde Argentina. Cabe destacar que una parte de los marineros de dicha nave se quedaron a vivir en Uruguay y formaron sus familias. Otros, recalaron en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santa Fe (Argentina).