Necrológicas
  • Juan Andrés Huenchucheo Quinchamán
  • María del Carmen Mayorga
  • Emma Alicia Navarro Aguilera

Argentinos advirtieron sobre un cierre de fronteras que no existió

Por La Prensa Austral Martes 11 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
4,782
Visitas

No se ha decretado ningún cierre de frontera por el lado chileno, aseguró ayer cerca de las 20,30 horas el coordinador provincial de la Delegación de Magallanes, César Cifuentes. De esta manera, respondía a la consulta sobre versiones que llegaban desde el lado argentino asegurando que Chile había ordenado el cierre de los pasos fronterizos.

Fue en horas de la tarde cuando autoridades de Río Grande señalaron que el fuerte viento que azota a la Patagonia -y que obligó a decretar la Alerta Amarilla para toda la Región de Magallanes- llevó al cierre de la frontera y a la suspensión del transporte marítimo que une el continente con Tierra del Fuego (esto último efectivo).

De acuerdo con lo señalado por el secretario fueguino de Protección Civil, Daniel Facio, en declaraciones reproducidas por el medio Actualidad (noticias de Tierra del Fuego), “las autoridades chilenas nos han comunicado oficialmente que, debido a las condiciones climáticas reinantes en el sector de cruce por el Estrecho de Magallanes, se decidió que hasta este martes 11 al mediodía las fronteras de San Sebastián y Monte Aymond chilenas permanecerán cerradas. Tuvimos comunicación telefónica, donde nos anunciaron la decisión y estamos esperando la comunicación oficial, pero ya la atención está restringida al máximo en su paso fronterizo”.

Por lo anterior, las autoridades argentinas pidieron abstenerse de viajar o retornar al punto de origen a quienes se encuentran en tránsito a la frontera, llamando a informarse antes de retomar viaje debido a que el pronóstico indica que recién el viento comenzará a declinar hoy cerca de las 20 horas.

Sin embargo, Cifuentes aseguró que los complejos fronterizos chilenos estaban funcionando sin novedad.

El colapso de fin de semana

El llamado de ayer por parte de las autoridades trasandinas ocurre sólo 24 horas después de un colapso registrado en el lado argentino de ambos complejos fronterizos. A raíz de aquello es que durante la jornada se planteó la necesidad de retomar el sistema integrado para agilizar el tránsito.

Filas interminables de vehículos y cientos de personas intentando efectuar el trámite para su tránsito sin ninguna medida ni distanciamiento social, se pudo observar el pasado domingo al ingreso de Tierra del Fuego y Santa Cruz, con territorio magallánico como paso obligado.

En declaraciones a radio LU12 AM680 de Río Gallegos, el delegado de la Dirección Nacional de Migraciones en Santa Cruz, Gonzalo Chute, dijo que la situación registrada tuvo que ver con una serie de factores, primero de tipo administrativo por la implementación de la declaración jurada electrónica y, segundo, por el factor climático que impide el normal funcionamiento del servicio marítimo que une Punta Delgada con Bahía Azul.

Junto con lo anterior, mencionó que hay otro inconveniente de tipo  binacional: “Nosotros veníamos trabajando con un sistema simplificado, esto quiere decir que uno hacía en Integración Austral lo que era el ingreso a la Argentina y en Monte Aymond se hacía el ingreso a Chile. Uno hacía un solo trámite en un solo complejo. Con la pandemia, hemos vuelto al sistema de doble cabecera, ahora uno hace ingreso y salida del país en cada complejo. El Paso está armado para el sistema simplificado, esto genera más demoras e inconvenientes”.

Añadió que ante este problema, la Cancillería argentina está negociando con Chile para volver al sistema integrado y mejorar de esta manera el flujo de personas y del tránsito.

Chute agregó que otra de las cosas que incorpora Chile es su política migratoria es la realización de test de antígeno aleatorios entre los viajeros. Este control, se realiza al azar, incluso para las personas que van a Tierra del Fuego. El domingo, cuatro personas dieron positivo y cuando eso pasa hay que cerrar el paso para desinfección. “Y si bien pudimos bajar el tiempo de desinfección de 1 hora a 30 minutos, es algo que no podemos eximir. Son cuestiones que van generando esta demora”, señaló el jefe de Migraciones.

Respecto del señalado primer factor, la declaración jurada electrónica, explicó que para ingresar o salir de la Argentina una persona debe completar 48 horas antes dicho documento de ingreso o egreso desde la página web de Migraciones. “Lo que sucede es que la gente que viene o va de Tierra del Fuego no está completando esa declaración. Eso genera que una vez que van al paso fronterizo, el instructor migratorio, para no rebotarlos, considerando que es una conexión país-país, le tiene que tomar a cada uno los datos de la declaración jurada”. 

Añadió que este trámite conlleva un tiempo importante, debido a que se requieren datos muy diversos que van desde los datos biométricos, de salud y hasta el tiempo de estadía, entre otros.