Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga
En sector del barrio Archipiélago de Chiloé

Cuatro hectáreas de bosque nativo serán deforestadas para proyecto de casas sociales en el barrio Chilote

Por La Prensa Austral Jueves 13 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
1,889
Visitas
  • Dirigente del sector José Necul se mostró indignado por lo que califica como una “depredación medioambiental”. Mientras el concejal Germán Flores señaló que el municipio no puede quedar ajeno a la situación.

La máquina pasa una y otra vez de manera incesante ante la mirada poco amigable de los vecinos. El dirigente del sector, José Necul, intenta buscar una explicación, ya que asegura no le convence la respuesta encontrada en el Serviu, respecto de que no hubo observaciones por parte de la ciudadanía al proyecto que en una primera etapa considera la apertura de la senda desde calle Manuel Rodríguez hacia pasaje Ancud y luego avanza al oriente hasta llegar a la Costanera.

Eso, señala, sólo es el primer paso para deforestar 4 hectáreas de bosque nativo, con una especie que según sabe sólo se da en tres sectores de Punta Arenas. Luego de ese trabajo de apertura, vienen las obras de construcción para 150 viviendas correspondientes al futuro Loteo Brisas del Estrecho.

El poco convencimiento acerca de una “observación ciudadana” tiene que ver con que Necul, en su calidad de vicepresidente del Consejo de la Sociedad Civil, no recuerda haber tenido conocimiento del proyecto y menos que éste haya sido puesto a disposición de la ciudadanía. “Lo recordaría porque es un sector que conozco bien y lo hubiera objetado de inmediato al ver que estamos hablando de deforestar especies nativas magallánicas. Hoy cuando se habla de la protección ambiental y muchas cosas giran en torno al cuidado del patrimonio natural, la luz verde que están dando las autoridades constituye una contradicción enorme”.

Agrega que se puede comprender la necesidad de viviendas, entender que la ciudad se está expandiendo y que la urbanización resulta fundamental en una ciudad en crecimiento, “pero hay que consensuar en busca de alternativas que no signifiquen un daño irreparable, menos cuando se habla de medioambiente o patrimonio nativo”, enfatizó el dirigente.

A su juicio, la señal que se está dando es pésima e instala una serie de temas que tienen que ver con dudas acerca de informes técnicos, de herramientas como ordenanzas que apunten a la protección del medioambiente y a los procesos que se siguen cuando se da el vamos a este tipo de proyectos. “Nosotros no estamos en contra de las viviendas sociales, sería absurdo. Siempre vamos a ser los primeros en apoyar la necesidad de nuestros vecinos, pero cuando se observa que las casas estarán justo sobre lo que hoy es un bosque enano, nativo, se requiere un poco de consciencia”, resaltó José Necul.

Concejal: “Es impresentable”

Sobre el mismo tema, el concejal Germán Flores dijo que la situación en torno a este proyecto “es impresentable” y que el municipio no puede quedar al margen de una situación que tiene que ver con la deforestación de bosque nativo en un sector que hoy ya no está tan lejos del centro de Punta Arenas y que es aledaño al Parque María Behety.

Sobre el periodo de participación ciudadana que tuvo el proyecto, Flores explicó que eso tiene que ver con la modificación al Plan Regulador de 2016 y que permite la construcción en dicha área, lo que en la oportunidad habría sido aprobado sin observaciones por parte de la comunidad.

Flores dijo que ahora como concejal llevará el planteamiento a sus pares para ver de qué manera se puede buscar una alternativa que evite el daño ecológico en el sector, aclarando que en ningún caso están en contra de la creciente necesidad de las viviendas sociales.