Necrológicas
Concejal ofició a Superintendencia de Medio Ambiente

Piden evaluación de impacto ambiental para proyecto de viviendas de sector sur

Por La Prensa Austral Viernes 14 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
178
Visitas

Son alrededor de 200 casas las que se proyectan construir
“sacrificando” especies nativas en un terreno de casi 5 hectáreas.

Una evaluación de impacto ambiental que entregue luces respecto del daño que puede causar un proyecto de viviendas que se levantará al sur de Punta Arenas, solicitó el concejal Germán Flores a la Superintendencia del Medio Ambiente.

El edil pidió a dicho estamento intervenir, tomando en cuenta que la iniciativa que apunta a construir alrededor de 200 viviendas sociales está emplazada sobre un terreno de especies naturales nativas.

La noticia se conoció este miércoles, luego que vecinos del sector sur de Punta Arenas advirtieran sobre los trabajos iniciados en un área aledaña al Barrio Archipiélago de Chiloé y al Parque María Behety, correspondiente a movimientos de tierra que buscan la apertura de una senda que a futuro conecte con Avenida Costanera.

El dirigente José Necul y el concejal Flores coincidieron en su rechazo, no a la construcción de las viviendas, sino a que el proyecto tenga que levantarse sobre un terreno de especies nativas, en una “acción depredadora” que advierten no fue tomada en cuenta a la hora de llevarse adelante el proyecto.

Una de las acciones inmediatas adoptadas por el edil de Punta Arenas fue oficiar a la Superintendencia de Medio Ambiente, exponiendo el hecho y solicitando que la iniciativa sea sometida a una evaluación de impacto ambiental.

En el escrito se señala que la solicitud tiene relación con “el pre-proyecto ingresado a la Dirección de Obras Municipales de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas, el cual refiere a la construcción aproximadamente de 250 viviendas, proyecto denominado Loteo Brisas del Estrecho, que pretende emplazarse al sur de la ciudad, prolongación Manuel Rodríguez entre las calles proyectadas Santa Juana y Castro, sector en el cual ya se están realizando algunas obras, como son movimientos de tierra”.

Se agrega que en el lugar descrito se encuentra emplazada una superficie de bosque nativo de aproximadamente cinco hectáreas, “que en caso de llevarse a efecto la materialización de esta obra sería talado, lo que sin duda generaría un impacto ambiental de consideración”.

“Ante la gravedad de los hechos descritos, vengo en solicitar información y pronunciamiento respecto a la legalidad de la concreción del proyecto y la pertinencia al otorgar los permisos sectoriales. En suma, solicito que la Superintendencia de Medio Ambiente exija que esta obra se someta al sistema de evaluación de impacto ambiental (conforme a la dispuesto en el artículo 10 y 11 de la Ley No. 19.300), ello, por el daño irreparable que causaría talar este bosque nativo”, enfatiza el concejal Flores.

Por otra parte, la dirigencia del sector también se está organizando para ver qué acciones se pueden solicitar y seguir para evitar este posible daño medioambiental.