Necrológicas
Magallánico es director ejecutivo de Nano Videos

La nueva aventura audiovisual de Cristóbal Ross: con tecnología deepfake hizo versión chilena de un clásico del cine

Por La Prensa Austral Domingo 16 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
243
Visitas
  • La película de terror “La Noche de los muertos vivientes” derivó en la comedia “Una película de zombies” cinta estrenada el jueves y que permanecerá disponible bajo la modalidad “on demand”

Ya había destacado hace unos años con su serie “Gringolandia” en Youtube, cuando esta plataforma comenzaba a ser una de las más importantes en cuanto a contenido audiovisual. Ahora, como director ejecutivo de Nano, una de las principales cuentas de entretenimiento que hay en Chile, el magallánico Cristóbal Ross Zamudio, presenta su primer largometraje, el cual, como ha sido la tónica de su carrera, no es para nada convencional.

Siempre atento a los avances tecnológicos ligados al mundo audiovisual, esta semana presentó “Una película de zombies”, una adaptación en clave de humor del clásico del cine de terror “La Noche de los Muertos Vivientes”, estrenada en 1968. Pero este remake no es tradicional. Se hizo a través de la tecnología deepfake, esto es, reemplazar un rostro por otro. Así, los actores originales fueron reemplazados por referentes del humor nacional, como Javiera Contador, Pedro Ruminot, Sergio Freire, La Botota, Ricardo Meruane y figuras como Javiera Acevedo o “Pancho” Saavedra, quienes “actuaron” en esta desopilante versión.

“Tomamos este clásico que es de dominio público, y con esta técnica de inteligencia artificial, que permite intercambiar rostros en videos de manera hiperrealista, integramos un elenco chileno, con el que reinterpretamos el guión de la película, que después fue doblado por ellos y convertido en una comedia”, explicó Ross.

La película se estrenó el jueves pasado con un evento en vivo y permanecerá bajo la modalidad on demand hasta mañana, con entradas que se pueden adquirir en la página de Puntoticket.

Una producción distinta

Con ese espíritu creador siempre inquieto, el magallánico está muy orgulloso de esta adaptación, ya que asegura que es primera vez en el mundo que se utiliza esta tecnología para un largometraje. Un trabajo de largo aliento, ya que en marzo de 2020 se le ocurrió la idea y en diciembre, hizo el escaneo de los rostros de los comediantes.

“Todos estuvieron muy entusiasmados desde un principio, porque vieron que era algo muy novedoso, que se podía hacer en pandemia, el guión lo realizamos por videollamada y el escaneo de los rostros igual se hizo en un estudio en plena pandemia, con todas las restricciones, y que duró como tres horas. Esa experiencia fue muy interesante para ellos, donde se potenció su talento con la visión que tenemos nosotros. Igual teníamos que calzar la fisonomía de los actores originales de la película con ellos, no era llegar y poner la cara a cualquiera”, recordó sobre el proceso.

Cristóbal Ross expone las múltiples posibilidades que se abren gracias a la tecnología. “No sé qué pasará en 50 años más, pero lo que vemos es que esta técnica se va a perfeccionar y permitirá pulir muchas cosas, rejuvenecer actores, revivir escenas específicas, pero para reemplazar el oficio 100% y crear arte, es más complicado. Lo que aspiramos es que no va a revolucionar la industria, pero sí se puede generar un subgénero como existía con la animación y que se reciclen películas que se pueden reinterpretar y dar un nuevo aire. A raíz de este proyecto creamos deepmaster, herramienta que otros creadores puedan usar para poner escenas de ciertas películas, para dobles de riesgos, rejuvenecer actores o hacer otras versiones. De hecho, nos ganamos un Capital Semilla, que es un apoyo importante y que valida que el modelo de nosotros tiene futuro y que es muy innovador en términos globales”, proyectó el creador magallánico, que también vislumbra versiones de esta película para otros países, replicando el modelo en cualquier país del mundo. “Ya se puede, ya lo logramos”, finalizó.