Necrológicas
  • María Yutronic Díaz
  • Olga Elgueta Vargas
  • Emma Alicia Navarro Aguilera
  • Antenor del Carmen Teno Vivar
Programa de Inia Kampenaike

En busca de un control de heladas para el cultivo de papas en Magallanes

Por La Prensa Austral Domingo 23 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
420
Visitas
  • Estudios preliminares confirman que la aplicación de tecnologías para el control de heladas
    en el cultivo de papas, que eviten el congelamiento de los tejidos protegiendo
    el follaje de la planta, podrían disminuir las pérdidas de rendimiento.

En Magallanes, a diferencia de otras regiones del país, no existe un período libre de heladas en la temporada productiva del cultivo de papas. Durante los últimos años, se han registrado entre 3 a 28 eventos de heladas entre los meses de octubre a abril, por lo que una temporada productiva en la que no exista el riesgo de tener pérdidas por congelación no está garantizada en esta región austral. Este es un gran desafío que año tras año los productores deben sortear.

En este contexto es que, gracias al apoyo del gobierno regional, el equipo de Inia Kampenaike que ejecuta el Programa de Transferencia y Aplicación de Tecnologías para potenciar la Producción de Papas en la Agricultura de Magallanes, conformado por Carolla Martínez y Nicolás Ojeda, llevan tiempo realizando ensayos para seleccionar un método de control de heladas adecuado para la región y que su relación precio/efectividad, sea conveniente para los y las productoras.

Fue por diciembre, durante un Día de Campo (instancia en la que el programa se reúne con los productores locales para presentar los avances del proyecto y transferir los conocimientos adquiridos), en que se dieron a conocer los resultados preliminares de los ensayos de control de heladas.

Se compararon cinco diferentes métodos de protección del cultivo frente a las heladas: dos de ellos consistentes en regar por aspersión (con distintos emisores) durante la helada, lo que permite que la planta pueda recibir el calor liberado por el agua en congelación (80 cal/g); otros dos tratamientos tienen que ver con aplicaciones de crioprotectores, uno de ellos forma una capa que inhibiría la deshidratación de la planta posterior a la helada y otro, que estimula la acumulación de azúcares en la fase líquida, disminuyendo su punto de congelación; el quinto método es un manto térmico instalado sobre un microtúnel que cubre la planta y crea un microclima interno 5°C superior a la temperatura externa. Todos los anteriores contrastados con un grupo control sin tratamiento.

El coordinador de ejecución del programa, Nicolás Ojeda, explicó que si bien las diferencias en rendimiento entre los tratamientos no fueron significativas, los resultados de todas maneras fueron interesantes, ya que en tres tratamientos se observó clara protección del follaje (riego por aspersión con dos emisores diferentes y manto térmico).

“De acuerdo a la temporada pasada, hubo resultados, si bien similares entre los tratamientos, muy interesantes, tomando en cuenta que tuvimos condiciones muy especiales: tres heladas consecutivas en marzo, las cuales se consideran tardías. Por ende, la conclusión es que en esa fecha el rendimiento del cultivo ya se encontraba definido,  además todos los tratamientos ya estaban en una etapa próxima a maduración, por lo cual pudieron recuperarse rápidamente a las heladas tardías”.

Carolla Martínez, coordinadora del programa, señala que los rendimientos obtenidos se consideran altos en relación al rendimiento nacional (29 ton/ha) y que las plantas tuvieron una rápida recuperación, tanto por lo tardío de las heladas, así como por contar todos los tratamientos con fertilización racional, cortavientos, riego por goteo y control oportuno de malezas, que son el paquete tecnológico que Inia propone para Magallanes.

Estas tecnologías, que han sido adoptadas en gran medida por las y los agricultores de la región, se ven apoyadas por la entrega totalmente gratuita de papa semilla certificada, lo que ha permitido incrementar sus rendimientos de 8 a 40 toneladas por temporada. Actualmente, se está trabajando para incorporar un sistema de control de heladas, el que sumado a una alerta temprana de ocurrencia de estos eventos,  permitirán mejorar aún más la productividad de la papa regional.

Los resultados preliminares son definitivamente auspiciosos y según explica Martínez, “indican que la aplicación de un control de heladas es una situación ventajosa que podría aumentar los rendimientos del cultivo considerablemente, quedando como tarea en los siguientes años definir cuál de ellos es el más apropiado para la región de Magallanes, considerando aspectos técnicos, costos y resultados finales obtenidos”.

No sería descabellado pensar a futuro en Magallanes como una región productora de papas a gran escala, que pudiera sumarse a las tradicionales zonas paperas y competir en el mercado nacional con un producto de alta calidad y con el sello austral que tanto enorgullece.