Necrológicas
  • Flor Elena Rabanal Canto
  • Vicenta García del Valle
  • José Tulio Serón Díaz
Ad portas de crisis bélica

Grave señal de la tensión en Ucrania: solicitan evacuar embajada de EE.UU.

Por La Prensa Austral Domingo 23 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
165
Visitas

Con las negociaciones empantanadas, la tensión bélica se profundiza alrededor de Ucrania. La situación es tan explosiva que la embajada de Estados Unidos en Kiev, la capital ucraniana, pidió autorización para evacuar al personal no esencial y a sus familias por temor a que estalle la confrontación.

“Llevamos a cabo una planificación de contingencia rigurosa, como siempre lo hacemos, en caso de que la situación de seguridad se deteriore”, dijeron fuentes de la Cancillería de EE.UU. a la cadena CNN. Lo más probable, agregaron, es que la próxima semana comiencen los operativos de evacuación de las familias del personal diplomático.

La medida no habría caído bien al gobierno ucraniano. CNN asegura que el presidente de ese país, Volodymyr Zelensky, habló sobre el tema con el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, y le dijo que era “una reacción exagerada”.

La decisión de evacuar se basa fundamentalmente en una cuestión de seguridad, insistieron en la Casa Blanca. Funcionarios de inteligencia estadounidenses aseguran que hay evidencia de que Rusia planea invadir Ucrania en las próximas semanas, tomar Kiev y derrocar al gobierno.

Como respaldo de esta hipótesis, apuntan a la concentración de tropas rusas cerca de la frontera ucraniana y en la vecina Bielorrusia, que ya suman más de 127.000 soldados.

Dentro de este marco bélico, llegó a Ucrania la primera partida de 90 toneladas de armamento “letal” que prometió Estados Unidos a las fuerzas militares ucranianas. “El primero de varios envíos por un total de 200 millones de dólares en asistencia de seguridad para las FF.AA. de Ucrania, autorizada por el presidente Joe Biden en diciembre, llegó al aeropuerto de Boríspol, Kiev”, informó la embajada estadounidense.

El armamento estadounidense arriba a Ucrania pocos días después de la visita del canciller Blinken, quien había prometido un incremento de la ayuda militar ante una eventual invasión rusa. “Hemos dado más asistencia militar a Ucrania en el último año que en cualquier momento desde 2014”, dijo Blinken, quien reiteró que “si Rusia sigue adelante con su agresión para invadir Ucrania”, Washington suministrará material adicional a Kiev, “más allá del que ya está en marcha”.

A esto se suma la decisión de tres países bálticos, Lituania, Letonia y Estonia, de suministrar a Ucrania armamento fabricado en EE.UU., después de recibir el visto bueno de Washington. “Estonia proporcionará misiles antitanque Javelin, mientras Letonia y Lituania proporcionarán misiles antiaéreos Stinger y otros equipos para reforzar las capacidades defensivas de Ucrania”, dice un comunicado difundido por los departamentos de Defensa de los tres Estados bálticos.

El gobierno de Vladimir Putin tachó de “sumamente peligrosos” los envíos de armamento a Ucrania y culpó a Occidente de la tensión actual en la frontera con el país vecino.

En un intento de rebajar las tensiones en torno a Ucrania, Blinken y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, mantuvieron el viernes un encuentro en Ginebra para tratar de alcanzar un acuerdo, aunque no hubo avances significativos.

Con sus tropas y blindados posicionados cerca de Ucrania, el Kremlin ha tenido a EE.UU. y a sus aliados tratando de adivinar cuáles serán sus próximos movimientos en la peor crisis de seguridad entre Moscú y Occidente desde el final de la Guerra Fría.

Frente a las amenazas de Occidente, Rusia ha redoblado la apuesta con el anuncio de más maniobras militares en la región. Esta exhibición de músculo militar refleja un osado intento del Kremlin para frenar la expansión de la OTAN en las ex repúblicas soviéticas.