Necrológicas
  • María Yutronic Díaz
  • Olga Elgueta Vargas
  • Emma Alicia Navarro Aguilera
  • Antenor del Carmen Teno Vivar
Hoy, a las 23,40 horas de Magallanes por TVN

Cantante venezolana-chilena va por las semifinales del programa de “Talento Rojo”

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Mayo del 2022

Compartir esta noticia
715
Visitas
  • Ania Santana Aburto, estudiante de 15 años, que cursa primero medio
    en el Colegio Alemán y lleva dos años viviendo en Punta Arenas, ha sorprendido con sus notables interpretaciones musicales, por lo que se perfila como una de las favoritas del programa de talentos.

 

Llegó hace dos años junto a sus padres Yasmín Aburto y Alonso Santana y a pesar de las dificultades del encierro por la pandemia, a través de videos, comenzó a demostrar su talento al cantar. Ania Santana Aburto, ahora con 15 años, destacó primero en la Escuela Hernando de Magallanes y actualmente, en el Colegio Alemán, pero desde hace cuatro meses, se está enfrentando a un desafío ante todo Chile. La promisoria cantante es una de las estrellas del programa de TVN “Talento Rojo”, que hoy, a partir de las 23,40 horas de Magallanes, definirá a sus semifinalistas.

Es una de las favoritas, ya que en las anteriores presentaciones ha dejado, literalmente, con la boca abierta al jurado compuesto por su coterránea Catherine Fulop, y los cantantes nacionales Nicole y Luis Jara. Todo fruto no sólo de un gran talento que comenzó a cultivar desde los 4 años, sino que también por la formación que le han brindado sus padres, ya que Yasmín Aburto es cantante profesional y directora de voz de prestigiosos programas de Venezuela, mientras que Alonso Santana destacó en su país como productor artístico, por lo que conoce al detalle el mundo televisivo y que ha sido clave para el despliegue escénico de su hija.

“Me he estado preparando con un trabajo muy fuerte de ensayo, estudio, en estos largos cuatro meses y la presentación de mañana (hoy). Al principio tenía muchos nervios y emoción, aunque cada vez que subo al escenario siempre se siente ese nervio; un artista no sería completo si no mostrara la disciplina que ejerce”, reconoce. Pero la música la apasiona desde pequeña, y su sueño siempre fue “lograr algo con mi canto y transmitir la emoción que siento a todas las personas que me ven”.

Sus primeros
pasos musicales

Testigos de este talento, antes de los televidentes, fueron sus compañeros de colegio. “Participé en tres festivales. Con un número musical de la Escuela Hernando de Magallanes estuve en el Festival en la Patagonia y en un festival organizado por el Don Bosco, en Facebook, donde obtuve el primer lugar. En el festival de Natales también gané, al igual que en el del Colegio Alemán”.

Pero junto a sus indiscutibles cualidades vocales, Ania Santana ha demostrado un dominio escénico digno de una figura consagrada. “Es algo que trabajo mucho con mis padres, que es la interpretación. Mi estudio no está basado solamente en aprenderme la letra de una canción sino estudiar su historia, lo que el artista que la interpretó antes quiere transmitir. Por ejemplo, en ‘Hoy quiero confesarme’ tuve que estudiar Andalucía, un poco de flamenco para familiarizarme con Isabel Pantoja”. Justamente, esa interpretación fue una de las que más sorprendió a los televidentes y al jurado, en donde utilizó todas las herramientas que le han dado sus padres, que enfocan su formación para los intérpretes, englobando la actuación, el canto, animación, entre otros.

Raíces chilenas

Su madre Yasmín Aburto interviene para apuntar que Ania es chilena-venezolana, porque “su abuelo Juan Florentino Aburto Márquez nació en Coronel y esta vena artística viene porque él fue un gran saxofonista y creador del himno de los mineros en Lota. Y ella tiene su Rut chileno y familiares en toda esa zona, en Coronel, Concepción, Lota, Talcahuano”. Por eso, para ella, siempre fue un sueño venir a Chile. “Mi abuelo en Venezuela siempre andaba con la cueca, las sopaipillas, todas esas costumbres que despertaron en mí ese deseo de saber cómo era Chile, y más allá de las circunstancias por las que nos hemos venido, fue un sueño logrado pisar la tierra chilena y unir los lazos de mi abuelo con el resto de su familia”.

Ania cuenta que ha tenido mucho apoyo de parte de los jurados, “son personas súper profesionales y de buen corazón, siempre te dan una crítica constructiva para mejorar en las presentaciones. Detrás de cámara nos dan ánimo a todos, sinceros con sus críticas y apañadores con los chicos, los tres son profesionales increíbles”.

Sueños y metas

Con miras al programa de hoy, Ania Santana Aburto adelantó que interpretará el tema principal de la película “Titanic”, que popularizó Celine Dion, “un reto para mí, porque jamás me había atrevido a cantar en inglés y sentía que la pronunciación era un aspecto importante que debía lograr. Y en esta gala se va a definir si paso a semifinales, ya en la recta final”, adelantó la cantante, que sabe que estos son sus primeros pasos en un camino en que su sueño es ser reconocida internacionalmente y llegar a grandes escenarios, “como Viña del Mar, componer mis propias canciones, grabar videoclips, tocar instrumentos”, proyectó.