Necrológicas
  • Jorge Babarovic Novakovic
  • Mauricio Davison Miranda
  • Sara Muñoz Rivera vda. de Crisóstomo
  • Raúl Enérico Gómez Delgado
  • Etelvina García Aguilar
  • José Pillampel Pillampel
  • Vicenta García del Valle
Cursan primero y segundo medio

Iniciativa propia las llevó a tomar las cámaras y registrar las actividades del Liceo Sara Braun

Por La Prensa Austral Jueves 2 de Junio del 2022

Compartir esta noticia
382
Visitas

Ayelene Cárcamo Muñoz, Geraldinne Maldonado, Patricia Lobrín Alvarado y
Adela Guzmán Silva se acercaron al encargado de comunicaciones del establecimiento,
Javier Muñoz, para colaborar con la información de los eventos.

Todo surgió por la motivación personal. Comenzaron a ver al encargado de comunicaciones, Javier Muñoz  registrar las actividades en el Liceo Sara Braun y un día, se acercaron para preguntarle si podían ayudarle en esa labor. Partieron para el Día del Estudiante y ya tuvieron su primera prueba masiva, con el desfile de las Glorias Navales. Dejando atrás la timidez de sus cortos años y el nerviosismo propio de estar con una cámara tomando fotos en eventos donde están sus compañeros, cuatro estudiantes de primero y segundo medio del establecimiento ingresan al mundo de las comunicaciones, que si bien aún no las cautiva por completo, ya le van tomando el gusto.

Ayelene Cárcamo Muñoz, Geraldinne Maldonado y Patricia Lobrín Alvarado, todas de segundo medio y Adela Guzmán Silva, de primero, son estas entusiastas estudiantes que con su ejemplo, ya están motivando a otros compañeros y compañeras, que ya están consultando al encargado de comunicaciones cómo podrían integrarse.

Javier Muñoz partió explicando que “esto nació porque en las actividades del liceo necesitamos sacar fotos, y las chicas mismas se acercaron para aprender. La primera actividad fue de convivencia escolar, el Día del Estudiante, cuando vino la banda de la Tercera Zona Naval, y les dije que sacaran las fotos, después las fuimos revisando. Así que más que un taller o un Acle formal, es como un club de fotografía. Y que haya nacido como una iniciativa de ellas es más valioso. Han sido bastante constantes, tanto así que para el día del patrimonio, domingo, vinieron voluntariamente dos de ellas a tomar fotografías”, destacó Muñoz, junto con el ejemplo que ellas han dado.

La primera en motivarse fue Ayelene Cárcamo. “Yo sacaba fotos con mi cámara que tenía en mi casa, vi al profesor y le pregunté si me dejaba tomar algunas. Un poco nerviosa al principio”. De ahí se sumó Geraldinne Maldonado, que “escuché al profe que habló con Ayelene y yo igual hace harto tiempo quería sacar fotos, pero mi cámara no es buena, le pregunté al profe si podía entrar, y de a poco formamos el grupo”, mientras que Patricia Lobrín recordó que se incorporó para el Día del Estudiante.

Reconocen que les da pudor “cruzarse” en los actos, aunque ya los compañeros les piden fotos, y así van engrosando la lista de imágenes en la cuenta de Instagram del Liceo Sara Braun. Por ahora, solamente fotografías, aunque como apunta Javier Muñoz, “tendrán espacio para sugerir actividades y proponer, desde las redes sociales, si alguien se quiere sumar para entrevistar, grabar videos, pero vamos a pasos, porque tienen que ir perdiéndole el miedo a las cámaras o a aparecer delante de todos”.

Ahí, Geraldinne Maldonado recuerda que tuvo que tomar fotos en una actividad a la que llegaron los medios de comunicación de la ciudad y que ello la cohibió. “Al principio, al profe le pedía solamente sacar fotos sentada, pero ahora ya tengo más confianza para moverme, porque para tomar buenas fotos hay que tener diferentes ángulos”.

No todas tenían cámara, pero con los celulares han aprendido mucho y algunas practican con sus mascotas como modelos.

Como esta idea está recién comenzando, y no fue planificada, van aprendiendo y planificando una segunda etapa, con más reuniones de trabajo, porque hasta ahora, hay libertad para que ellas puedan aprender en la práctica.

Las tres apuntan que su compañera menor, Adela Guzmán es más extrovertida y no tiene problemas en tomar fotos, sin atisbos de vergüenza. Y aunque les gusta la fotografía, aún no la ven como una carrera, pero sí siguen muchas cuentas en redes sociales, de las cuales van aprendiendo. Por ejemplo, las distintas cámaras, como la Nikon que es del liceo y otra Canon, que es del profesor. Cada una tiene la de su preferencia, pero en el fondo, todas se motivan por igual.

La última en dar su testimonio fue Adela Guzmán, que estaba rindiendo una prueba de Química (“hay prioridades”, apunta). Pero ya junto a sus compañeras expone su interés por el registro fotográfico. “Le dijeron al profe que me gustaba tomar fotos y él me preguntó. Está bueno. No me da vergüenza. Hay algunas cosas que sí, como hablar en público. Tengo una cámara, pero se me echó a perder. Me gustaría estudiar Artes Visuales o un curso de foto”, proyectó la estudiante, que reconoció que lo más difícil de tomar fue “tomar foto al desfile, caminaban muy rápido”.