Necrológicas
  • Hernán Soriano Barahona
Diego García, seremi de las Culturas

“Tenemos presente la deficiente disponibilidad de recintos para artistas y creadores”

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
70
Visitas

Marisol Retamal G.
[email protected]

El cientista político Diego García fue uno de los primeros seremis en ser confirmados en la Región de Magallanes. Previo a su arribo a la seremía de las Culturas, las Artes y el Patrimonio se desempeñaba en el Espacio Cultural y Comunitario La Idea e integró el equipo de apoyo parlamentario del ex diputado y actual Presidente, Gabriel Boric.

Para García es importante generar instancias que ayuden a visibilizar el trabajo de quienes se desempeñan en el ámbito de las culturas y las artes. En el ámbito interno, reconoce la necesidad de efectuar ajustes de materias que quedaron inconclusas durante la transición a la nueva institucionalidad del Ministerio de las Culturas y, para el mejor desempeño de los funcionarios, se “estableció un protocolo de acciones para resolver los temas que requieren de algo más de tiempo”.

– ¿Cuál es el sello que quiere darle a su gestión en Magallanes?

– “Más que centrar el interés en instalar un sello de mi gestión, quedaré satisfecho si al finalizar el periodo hemos sido capaces de implementar adecuadamente el plan de gobierno en materia cultural. Tenemos un desafío grande y complejo, que en esta primera etapa está orientado a sentar bases para la reactivación y recuperación económica-laboral de uno de los sectores más afectados por la pandemia, e incluso muchas veces postergado por el Estado. Estamos enfocados en generar mejores condiciones para las y los trabajadores de la cultura. Para ello avanzaremos decididamente en la creación de un Estatuto del Trabajador Cultural; avanzar hacia la creación de un Sistema Nacional de Financiamiento, que considere acciones, mecanismos e instrumentos articulados para permitir el desarrollo de las distintas disciplinas y el acceso de la ciudadanía a los bienes y servicios culturales, y conseguir para el sector, al finalizar nuestro gobierno, al menos el 1% del presupuesto total nacional, acercándonos a los países de la Ocde. Este tipo de medidas concretas tienen que ver con la importancia que nuestro gobierno les da a las artes, las culturas y el patrimonio, entendiendo el rol que estas expresiones juegan en beneficio de la sociedad. Recordemos que actualmente sólo se invierte un 0,37% del gasto público. Una muestra de este compromiso que hemos asumido, por ejemplo, es el incremento presupuestario del orden del 20% del monto destinado a la convocatoria de Fondos de Cultura 2023”.

– De acuerdo al trabajo territorial realizado hasta ahora, ¿cuáles estima que son las demandas de los diferentes representantes del ámbito cultural y artístico en la región?

-“Hemos constatado en cada una de nuestras salidas que existe un movimiento cultural, artístico y patrimonial potente y permanente en cada uno de los territorios. Creadores, cultores y la ciudadanía demandan más acceso a los bienes culturales. Para ello precisamos de una planificación y trabajo coordinado con los actores relevantes en cada comunidad. Por ello estamos enfocando los esfuerzos para que las líneas de acción institucional tengan un profundo sentido de pertenencia y pertinencia, de acuerdo a lo que exponentes de las disciplinas y ciudadanas y ciudadanos nos plantean. Allí hay una tarea que estamos abordando. Otra de las grandes necesidades son los espacios para las manifestaciones artístico culturales y la circulación de obras. La deficiente disponibilidad de recintos para las y los artistas, creadores y cultores, la tenemos presente como Ministerio y también como gobierno, debemos resolver de manera interinstitucional. Acá recurriremos al apoyo de otras entidades del Estado”.

– ¿Hay algún sector que esté más afectado como consecuencia de las restricciones generadas a partir de la pandemia del Covid-19?

– “Asumiendo que en general el sector fue fuertemente golpeado a raíz de la precariedad histórica de la que hablábamos, los más afectados son aquellos exponentes de la música, artes escénicas, artes visuales y artesanía, pues no tuvieron la posibilidad de realizar actividades presenciales para ofrecer sus presentaciones o vender sus productos. Además, se debe considerar en este contexto a los trabajadores que no siempre vemos, pero son el soporte técnico de los espectáculos, me refiero a iluminadores y sonidistas que también se desempeñan en el sector cultural. Para hacer frente a este duro momento, apenas asumimos como gobierno se implementó el Plan Chile Apoya, que, entre sus 21 medidas, figuran tres para el sector cultural:  Fomentar la empleabilidad, a través de estrategias regionales, con la contratación de agentes locales y el énfasis de convocatorias como el Programa de Apoyo a las Organizaciones Culturales Colaboradoras y los Fondos de Cultura. Como segunda medida la reapertura y la revitalización del sector cultural, que se abordó con la ampliación de aforos de espacios de uso cultural, y también hemos dispuesto de un trabajo intersectorial para el apoyo a organizaciones, cooperativas, Pymes y proyectos formalizados del área. Para ello contaremos con el apoyo de recursos de Corfo y Sercotec. Estas medidas están pronto a ser anunciadas”.

– ¿Continuará en el cargo el director del Servicio del Patrimonio Cultural, Pablo Quercia? Lo pregunto considerando que asumió durante el gobierno anterior.

– “El cargo de director regional del Servicio del Patrimonio Cultural, que ocupa Pablo Quercia, obedece a la figura de Alta Dirección Pública. Por ley existe una regulación, en la que también se considera la evaluación de su desempeño. Nosotros llegamos a sumarnos al trabajo de la nueva institucionalidad, que incluye al Servicio del Patrimonio como parte del Ministerio. Nuestro trabajo ha estado enfocado a la coordinación y planificación para las acciones de manera de brindar un mejor servicio a la ciudadanía”. 

– ¿Ha habido alguna solución y/o respuesta a los sumarios que involucran a la coordinadora regional de bibliotecas públicas, Isabel López?

“Ese es un tema delicado y que nos ha mantenido ocupados. Tenemos que propiciar las mejores condiciones en los ambientes de trabajo y entendemos que la institución está al debe con los funcionarios, porque hay temas pendientes como el que usted señala. A nivel nacional de instaló una mesa de trabajo para afrontar este tipo de situaciones, sin embargo, localmente también los estamos abordando de manera conjunta con las agrupaciones de funcionarias y funcionarios”.

– ¿Llegaron a solución las demandas de los funcionarios de la Dibam que fueron a paro tiempo atrás?

“El paro obedeció a una sentida y justa demanda de las y los funcionarios, relacionada con temas contractuales y actualización de condiciones producto de la transformación a Ministerio. Julieta Brodsky apenas asumió planteó la necesidad de efectuar una serie de ajustes de materias que quedaron inconclusas durante la transición a la nueva institucionalidad. Se está trabajando en ello y la ministra acordó una solución al paro. Eso fue zanjado y se estableció un protocolo de acciones para resolver los temas que requieren de algo más de tiempo”.