Necrológicas
  • María Nelly Miranda Rodríguez
  • María Angela Muñoz Cárcamo
Astrónomo ofreció charla sobre el tema en el Teatro Municipal

Profesor José Maza: “Si el hombre logra vivir en Marte es porque va a vivir en cualquier parte”

Por La Prensa Austral Lunes 29 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
206
Visitas
  • Si bien los avances han sido significativos en esta materia en los últimos años, reconoce que la posibilidad de vivir en este planeta es aún lejana, debido a la distancia y condiciones de vida, pero que la humanidad va en esa dirección.

El profesor José Maza no tiene problemas en entregar su opinión sobre distintos temas, un deporte de “alto riesgo”, como lo califica, parafraseando a una tira cómica de Mafalda. No lo puede evitar. Como mente inquieta, no esconde su visión sobre la sociedad, la educación, y la política, aunque cuando siente que se está metiendo “en la pata de los caballos”, recuerda que “yo soy astrónomo”, como diciendo, “no me meta en más líos”.

Por ello, llevarlo al infinito mundo del universo, las estrellas, las galaxias y agujeros negros es conducirlo a un viaje que le es muy placentero y donde meterse en polémicas es mucho más difícil. Así que a bordo de una imaginaria nave espacial supersónica iniciamos este viaje, con destino a “Marte, la próxima frontera”, como se titula su libro, publicado en 2018.

“Hay un interés cada vez más creciente. Escribí este libro hace cuatro años, cuando se decía que eran puras tonteras, que cuándo el hombre iba a poder llegar a Marte. Sin embargo, año a año han ingresado más sondas a Marte. Los indios enviaron una para leer la atmósfera, después, los Emiratos Arabes Unidos lanzaron otra, los americanos lanzaron el ‘Perseverance’ que va ahí caminando, que fue algo súper complejo, con un helicopterito que es como un drone que va tomando imágenes que se las transmite a este otro bicho para que sepa donde ir. Lo otro que es muy bonito es que la distancia entre la Tierra y Marte es más o menos comparable con la distancia de la Tierra al Sol, donde la luz se demora ocho minutos en llegar a la Tierra, entonces a Marte podemos tomar eso como una referencia. Si damos una orden desde acá, va a tardar ocho o diez minutos en llegar a Marte. Entonces resulta que ahora deben tener sistemas de inteligencia artificial en que el aparato pueda tomar decisiones por sí mismo y no tener que esperar que venga la orden a la Tierra”, partió explicando.

Todos estos avances los califica de extraordinarios. Recordó la inspiración que le causó en 2019 celebrar “los 50 años de la llegada de Neil Armstrong y Buzz Aldrin a la Luna en el Apollo 11. Pero eran dos días para allá y dos para acá. Ir a Marte, cuando está relativamente cerca de la Tierra, son como siete meses. Entonces el viajecito para allá y los siete meses de vuelta, hay que considerar que, si estamos en Marte, y la Tierra está dando vueltas, hay que esperar que esté en un punto para calcular el punto, porque si no, podemos pasar de largo. Uno tiene que esperar el momento, que pueden ser seis meses más. Por eso, el viaje a Marte, sumando el tiempo de ida, vuelta y la espera, a lo más rápido, son dos años, un desafío inmenso e incluso, si uno lo piensa, la nave a Marte será la décima parte de un avión, entonces imagínese estar ahí dos años, con 12 a 15 personas”.

Tomando en cuenta que hace poco más de 50 años se llegó a la Luna, Maza cree que en 100 años más ocurrirán estos viajes hacia Marte. “No tengo ninguna seguridad, pero en Marte se pueden poner colonias, y uno puede hacer un iglú para que vivan 50, 100 personas, conectado con otro a través de un pasaje medio subterráneo y así formar una red de edificios un poquito soterrados, porque la temperatura en la noche son como 40-45 grados bajo cero. Elon Musk habla de poner un millón de personas, en Marte, en un siglo. Cada dos años uno puede viajar y en ese tiempo, la Tierra, Marte y el Sol están en una misma línea, y ahí podría ir una tripulación. El quiere hacer unas naves enormes, llevar mil, dos mil, tres mil personas por vez. Cuando la nave sea como un crucero, a lo mejor será menos problemático. Los que fueron a la Luna, en un momento dado, al comienzo de la carrera espacial, iban sentados en unos asientos, la nave era una cuestión como cónica, y tiesos, no podían estirar las piernas. Claro, era un par de días, pero como son seis, siete meses, se pueden ir tostando”.

La vida en Marte

No solamente llegar asoma como una tarea titánica. Otra cosa es vivir en aquel planeta. “Si el hombre logra vivir en Marte es porque va a vivir en cualquier parte. Marte es un desierto peor que el de Sahara, pero si uno logra hacer invernaderos, a lo mejor esos mismos invernaderos, podrían producir frutas y verduras para miles de personas. Me han preguntado si la gente se puede ir a vivir a Marte. Mire, en la Tierra vivimos 8 mil millones de personas, si mandamos un millón a Marte y los sacamos de China, ni se nota. Y cuando esto ocurra, en el planeta ya serán 12 mil millones. La Tierra va a ser siempre un planeta mucho más habitable, pero el esfuerzo de acá para poder hacer que funcione Marte, nos va a traer tremendos adelantos. Todo el avance que le trajo al hombre la carrera espacial, fue enorme”.

En ese sentido recordó, por ejemplo, que gracias a esta carrera espacial se desarrolló la computación, que en principio eran muy acotados. “Hoy en día, mucha gente tiene un computador en su casa y de hecho, el celular es un computador más grande y poderoso que los que llegaron a la Luna. Hay 24 millones de celulares, más de un celular por persona”, ejemplificó.

Pero mientras esta posibilidad de trasladarse a Marte no sea concreta, hay que cuidar el planeta que tenemos. “El problema del ser humano es que entre muchos hemos ido causando un problema en la atmósfera, al aumentar el anhídrido carbónico, que es un gas inofensivo al principio, pero que no es muy amigable con la radiación ultrarroja. Entonces antes, en una noche despejada, todo el calor que había acumulado la Tierra en el día, cruzaba la atmósfera y se iba al espacio y la Tierra se refrescaba. Pero el anhídrido carbónico es como ponerle una manta a la atmósfera y por eso la Tierra se ha ido calentando y el clima ha ido cambiando”, concluyó.