Necrológicas
  • Sergio González Silva
  • Luis Soto Maldondo
  • Sergio González Silva
  • Sergio González Silva

“Lectura mañosa”: las críticas contra nuevas tarifas de Transbank tras fallo de la Suprema

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Septiembre del 2022

Compartir esta noticia
131
Visitas

Diversos cuestionamientos han surgido a propósito del ajuste de tarifas de Transbank, apuntando a que la firma está interpretando de forma selectiva la última sentencia de la Corte Suprema que reguló sus actividades comerciales para transitar a un modelo de cuatro partes. 

Cabe recordar que el máximo tribunal terminó por revocar lo resuelto por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) hace casi un año atrás y rechazó el esquema tarifario propuesto por la empresa. El principal argumento que se sostuvo es que dicho sistema estaba lejos de ser uno que “tutela la libre competencia y maximiza el bienestar de todos los actores del sistema de Tarjetas de Pago”. 

Fueron cuatro de 10 recursos de reclamación presentados en contra de la sentencia del TDLC los que fueron acogidos por la Corte Suprema, correspondientes a la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu); Walmart Chile S.A.Farmacias Ahumada S.A y Copec S.A. 

Con todo, diversas empresas han manifestado sus reparos por la interpretación que habría dado Transbank al fallo de la Suprema. Una de ellas fue la fintech de servicios financieros SumUp, que en una declaración pública sostuvo que “el alza unilateral de tarifas realizada por Transbank es un incumplimiento flagrante de una decisión de la Corte Suprema. Nadie se encuentra habilitado para elegir las partes que le convienen de una sentencia, obviando las partes que no le gustan”. 

“La Corte ordenó a Transbank que cualquier modificación a sus tarifas fuera analizada de forma previa y en profundidad por la autoridad, cosa que no ocurrió – como lo ha reconocido Transbank -, y a no imponer condiciones más gravosas a ninguna de las partes que participan en el sistema, cosa que sí hizo”, añadió. 

Asimismo, la firma con sede en Londres apuntó que el actuar de Transbak afecta a las empresas de menor tamaño, pues no garantiza “en nada” la implementación del modelo de cuatro partes. “Ello, pues uno de los beneficios de este modelo era una baja en los costos que permitiera la entrada y participación de nuevos actores contribuyendo con el fin al monopolio de este operador (Transbank), quedando ahora todo en letra muerta”, recalca. Igualmente, advirtió que esto terminará por afectar a las Pymes ante eventuales aumentos en sus costos de operación, además de poner en riesgo la competitividad de distintos actores del sector. “Estimamos que esta determinación, adoptada por este operador, es absolutamente errónea, abusiva y denota una total y profunda desconexión con la realidad de miles de comercios y pymes que día a día trabajan para aportar a la reactivación y desarrollo de nuestro país”, expuso SumUp. 

Por su parte, Roberto Chame, Ceo de Redelcom, comentó que “estamos frente a una lectura mañosa por parte de Transbank de este fallo del máximo tribunal, que va en contra de los principios de inclusión y mayor competencia, sobre los cuales se había ido desarrollando esta industria en los últimos años. Es una verdadera burla al mercado y a las autoridades”.

Un cambio en el cobro

En la práctica, Chame acusa que lo que hizo Transbank fue un cambio en el cobro a los comercios, PSP y operadores, pasando de tener una tarifa como porcentaje por transacción a un precio fijo para tarjetas de crédito y otro para tarjetas de débito y prepago. 

“Si antes de este cambio un comercio hacía una venta con tarjeta por $1.000, el cobro de Transbank sólo por concepto de margen adquirente rondaba un 0,20% de dicho monto. Esto es, $2 por una transacción de esa magnitud. Ahora, sin embargo, el cobro es un monto fijo de más de $60 expresado en UF, es decir, treinta veces más de lo que se cobraba antes y cerca de un 6% del total de esa venta”, acotó. 

Un escenario oscuro

Según el representante de la red de adquirencia de propiedad de Mercado Libre, el escenario para el pequeño comercio es aún peor “si consideramos todos los cobros que hace Transbank en lo que se denominan los Merchant Discount Rate (MDR), que además del margen adquirente incluyen Tasa de Intercambio y Costo de Marca. Poniendo todo sobre la mesa, el comercio del ejemplo anterior ha pasado de pagar un 2,9% a más de un 8% de cada venta por $1.000 que realice con tarjetas”. 

Con esto, comenta el ejecutivo, se está afectando directamente a decenas de miles de comercios y procesadores de pago, especialmente los más pequeños, ya que mientras menor sea el monto promedio de sus ventas, la tarifa fija cobrada es proporcionalmente más alta. 

“Esto es muy regresivo. Cuando pensábamos que el monopolio de Transbank y sus malas prácticas estaba llegando a su fin, nos encontramos con este cumplimiento incorrecto y mañoso de un fallo de la Corte Suprema, que con precios abusivos puede llevar a que miles de negocios no sólo dejen de operar con tarjetas, retrocediendo al efectivo, sino que derechamente sufran tremendas dificultades financieras”, aseguró. 

El director senior de la filial de Mercado Pago -filial de Mercado Libre-, Matías Spagui, también se refirió al tema. En entrevista con Pulso, mencionó que la aplicación del fallo por parte de Transbank empeora las condiciones del comercio y “pone más trabas” a la inclusión financiera y digitalización de los pagos. “Y quizás ahí el antecedente no es nuevo para quienes conocen a Transbank: perjudica nuevamente a los más chicos y beneficia a los actores más grandes. Y eso, para mí, es lo más lamentable de la forma en que Transbank decide interpretar este fallo”, señala. 

En la práctica, dijo que lo anterior implica, que “si una botella de Coca Cola le deja $60 de margen a un comercio, y ahora Transbank está cobrando $60 más, lo más probable es que cuando vayas a comprar una bebida a un minimarket, no te quiera vender esa bebida con tarjeta. ¿Al final quién es el perjudicado? Es el comercio sin duda, porque probablemente bajen sus ventas. Pero al final es el consumidor (el que se ve perjudicado también). Esto es un problema transversal”. 

Así, en lo inmediato, Spagui ve “muy difícil” que se pueda hacer algo para prevenir que los comercios suban los precios o dejen de utilizar las tarjetas. “Veo muy difícil que si es que la FNE no actúa rápido, esto no llegue a generar un desincentivo de la aceptación de tarjetas, o un encarecimiento de los precios al consumidor final. Por eso el llamado es a actuar rápido. La FNE, desde el día 22 de agosto en que Transbank aplicó esto, no se ha pronunciado. Esperamos que se pronuncie”, afirmó. Mientras que Fernando Rodríguez, presidente de la Asociación de Distribuidoras de Combustibles de Chile (Adico), se sumó a las críticas y declaró que “Transbank está haciendo un cobro abusivo a los clientes de todo el comercio, que en el caso de las estaciones de servicio significa que cada cliente debe pagar $6 extra por cada litro de combustible. Transbank recién cambió su sistema de cobro, pasando de un porcentaje de la venta total a un cobro fijo en UF por transacción, lo que se traduce en un recargo abusivo hacia los consumidores”. 

En una carta publicada por El Mercurio, Rodríguez dijo que “es impresentable que un porcentaje importante del costo de un Super 8 vaya a Transbank, que está mal interpretando el fallo de la Corte Suprema. Esto perjudica gravemente a combustibles y tiendas de estaciones de servicio, a pymes, estacionamientos y comida rápida, entre otros establecimientos”. 

Y subrayó “vamos a recurrir al Ministerio de Hacienda, la CMF, el TDLC, y la FNE para que restablezcan el sentido del fallo judicial”.

Emol