Necrológicas
  • Gladys Antonia Gallardo Gómez
  • Armando Serón Osorio
Operado por Antarctica21

Con la llegada del crucero Magellan Explorer se inicia temporada de viajes al continente blanco

Por La Prensa Austral Sábado 24 de Septiembre del 2022

Compartir esta noticia
157
Visitas

En el muelle Arturo Prat de Punta Arenas permanecerá el crucero Magellan Explorer, de la empresa Antarctica21, cuyo arribo esta mañana al terminal portuario dará inicio a su temporada de viajes hacia el continente blanco. El barco estará hasta el miércoles en nuestra ciudad para, a partir de ese día, iniciar viaje hacia las islas Malvinas, donde recibirá pasajeros, antes de dirigirse hacia la isla Rey Jorge. Será el primero de 42 viajes que tiene programada la empresa para esta temporada, donde espera iniciar el esperado repunte tras los dos años de pandemia.

La gerente de planificación de turismo Antarctica21, Verónica Peragallo, informó que este buque “se va a aprovisionar en el muelle Prat para partir el miércoles hacia su primer puerto, en las Malvinas, para recibir sus primeros pasajeros y luego ir a la Antártica, el 1 de octubre. Los primeros cruceros incluyen islas Malvinas pero desde mediados de noviembre, solamente hacia la Antártica. Se usan esas fechas, porque ya el clima y condiciones de pistas de las distintas bases permiten la llegada de visitantes”, explicó.

Proyecciones
positivas

Las proyecciones son muy positivas, dados estos 42 viajes planificados con dos buques: Magellan Explorer y Ocean Nova, que viene navegando por el océano Atlántico y “lo charteamos, así que se va directo”, por lo que no pasará por Punta Arenas. En total, calculan que trasladarán a poco más de tres mil pasajeros para esta temporada. “La mayoría de ellos viene de Estados Unidos y Europa. Antes de la pandemia, el otro mercado súper importante para nosotros era Asia, pero China aún no abre sus fronteras, por lo que la mayor parte de los pasajeros viene de Estados Unidos, Canadá y algo de México, y Europa”, puntualizó Verónica Peragallo.

La mayor parte de los viajes de Antarctica21 corresponden a aerocruceros, es decir, los viajeros llegan a Punta Arenas y se trasladan, vía avión a la isla Rey Jorge donde abordarán el crucero. “De ahí recorrerán de cinco a siete días, dependiendo del itinerario que hayan comprado, todo el archipiélago de las Shetlands del sur, llegan a tocar el continente, bajan por la península. El crucero más extenso cruza el Círculo Polar Antártico y luego retorna a isla Rey Jorge”, detalló. Este último crucero tiene una duración de siete días, cuando el viaje es por avión, porque “la otra alternativa es cuando el barco sale desde Ushuaia, por mar, hasta la Antártica, pero ese tramo demora dos días y medio”.

Este viaje que se inicia hoy pasará desde las islas Malvinas y también acogerá pasajeros en las islas Georgia del Sur. En total, serán alrededor de 80 personas las que irán en este viaje.

Precios

El rango de precios varía dependiendo del tramo y el formato, advirtió la gerente de planificación de turismo Antarctica21, porque “cuando vas en avión, que te ahorra mucho tiempo, el viaje es el más caro, pueden costar entre 15 mil y 25 mil dólares ($14.558.250 a $24.263.750). Los que van por mar, son valores un poco menores, entre 7 mil y 12 mil dólares ($6.793.850 a $11.646.600), dependiendo del tipo de cabina, crucero, recorrido”.

Al ser buques pequeños (el que viaja hoy tiene capacidad para 80 y 90 pasajeros), permite que los visitantes puedan desembarcar una o dos veces al día en distintos puntos, ya sea para paseos en zodiac o para ver una colonia de pingüinos, por ejemplo.

Covid-19 y
protocolos

Con este panorama tan auspicioso, Antarctica21 dejará atrás la crisis del Covid-19, que “fue bastante duro para la empresa, un año sin operaciones, sin poder navegar ni tener ningún tipo de crucero o pasajero. El año pasado hicimos el primer intento de retomar nuestra experiencia, con aproximadamente un quinto de la oferta que teníamos de antes de la pandemia, lo que nos permitió poner a prueba los protocolos de seguridad. Hoy día estamos en dos tercios de una temporada normal, como la de 2019-2020, que fue la última”, recordó Verónica Peragallo.

Los protocolos han variado también, dada la situación actual de la pandemia. “El año pasado, si había alguien contagiado, dependiendo del nivel que podía presentar, la persona podía llegar a ser evacuada hasta Punta Arenas. Hoy día, lo más probable, es que el pasajero quede solamente aislado en su cabina. Si hubiera un brote, se devuelve el barco hacia un puerto para que queden en residencia sanitaria o centro de salud y el barco tiene que pasar un periodo de cuarentena. El primer filtro es en Chile, donde se les pide el certificado de vacunación o PCR. El año pasado testeábamos a los pasajeros antes de subirse al buque”, finalizó.