Necrológicas
  • Pedro Alvarado López
  • Blanca Ester Acencio Sánchez

¿Cómo logró el Partido de la Gente ser la colectividad política con más afiliados en Chile?

Por La Prensa Austral Jueves 6 de Octubre del 2022

Compartir esta noticia
182
Visitas

A mediados de septiembre, el Servicio Electoral (Servel) actualizó las estadísticas del número de militantes en los partidos políticos. Así, reveló que el Partido de la Gente (PDG) sigue en el primer lugar de la lista, 46.138 personas afiliadas.

Una estadística que se mantiene desde diciembre de 2021, cuando la colectividad que lidera Franco Parisi logró sumar a 4 mil militantes en sólo un mes, superando en el podio a los partidos Comunista y Socialista.

Según los datos de Servel -actualizados hasta el 31 de agosto- esos puestos se mantienen. Primero está el PDG, luego el PC con 46.085 y el PS con 40.398. Después aparece Convergencia Social -partido del Presidente Boric- con 37.170, RN con 36.498, y en el sexto lugar está la UDI con 35.699.

Un dato revelador de la información entregada por Servel es que de todos los militantes del PDG, un 67,9% corresponde a hombres, y tan sólo el 32,1% a mujeres.

Han pasado sólo 13 meses desde que la colectividad de Franco Parisi se constituyó como partido a nivel nacional. Un crecimiento explosivo que se dio en pleno periodo de pandemia. ¿Cómo se gestó este crecimiento? ¿Cuál es la receta del PDG para mantener tantos afiliados?

The Clinic conversó con dos dirigentes del partido, además del analista Tomás Duval, quienes desentrañan la aparición de este referente en la política nacional.

“Trabajar
con la gente”

En las elecciones de diputados de 2021, el PDG fue el segundo más votado a nivel nacional, sólo siendo superado por RN. Obtuvo 533.653 votos que se tradujeron en la obtención de seis escaños de la Cámara.

Rubén Oyarzo fue uno de ellos, electo por el distrito 8 de la Región Metropolitana. Según él, el éxito de su colectividad se debe a que “somos gente común y corriente que queremos cambiar la política”.

“No venimos del mundo político, no pertenecemos a las ‘cocinas políticas’ y hemos sido consecuentes con lo dicho en campaña y como hemos actuado en el Parlamento”, agrega el diputado.

En esa línea, el presidente del PDG, Luis Moreno, señala que su objetivo es “rescatar la democracia” para que así “la gente se sienta protagonista e identificada por un partido que la va escuchando”.

“El gran secreto -me preguntan los otros partidos- es trabajar con la gente, escucharla, pedirle la opinión, poder hacer el trabajo realmente que hace un partido político, porque no solamente es llevar candidatos en tiempos de elecciones. Tiene que trabajar con su militancia, ofrecerle cosas como capacitaciones y otras más”, señaló el dirigente. Además, acusó que los “objetivos de los partidos se han perdido” con el tiempo.

Tomás Duval, analista político de la Universidad Autónoma, señala que “la gran virtud del PDG es que ha ocupado nuevas plataformas para hacer su estructura política”.

“La pregunta más de fondo es, ¿por qué ha sido exitoso? Mi impresión es que llega con mensajes muy directos. Primero, las cuestiones de derechos individuales y la preocupación por la economía. También me parece que la migración ha sido otro de los temas donde ha calado profundo. Principalmente en las regiones del norte”, sostiene.

De Bad Boys al territorio

Sin dudas, gran parte de sus adherentes también llegaron debido a su influencia en redes sociales. Desde hace varios meses que Franco Parisi participa frecuentemente del programa de streaming Bad Boys y la difusión de su campaña presidencial la hizo principalmente por ese medio.

Dice Moreno que “trabajamos bastante dentro de lo que son las redes. Está dentro de nuestros principios ocupar toda la tecnología que esté al alcance para poder empoderar y poder llegar de mejor forma a la gente también”.

El diputado Oyarzo puntualiza que es el “único diputado que tiene una aplicación donde se da a conocer todo lo que se hace en el Parlamento. Lo que nosotros hacemos es unir el trabajo en terreno y en las redes sociales”.

Agrega el parlamentario que “el trabajo en sí es siempre en terreno, independiente que nosotros también le damos muy fuerte a las redes sociales”.

“No perdemos la objetividad de que el terreno es donde están los votos, los adherentes, los militantes y donde nosotros escuchamos a la gente. Ese es nuestro norte, todo nuestro trabajo lo hacemos en territorio y reforzamos en las redes sociales. Y ahí también somos fuertes, entonces llegamos a zonas donde otros partidos políticos no llegan”, puntualiza.

¿Partido “bisagra”
en el nuevo proceso
constituyente?

A juicio de Duval, una de las principales razones de este explosivo crecimiento de su militancia, recae en su necesidad de consolidarse como un actor relevante en la política.

“(El PDG) quiere sustentarse no como un partido naciente, sino que consolidarse como una fuerza política. De ahí me parece que ha tenido una fuerte campaña y presencia -no en medios tradicionales- que ha reclutado militancia y, de esa manera, la señal política es que se instaura como un partido más y no como algo espontáneo producto de una elección”, explica.

Proyecta que su misión es consolidarse como un partido “bisagra”. Lo que significa que “en algunas cuestiones apoye al gobierno, y otras a la oposición”. Todo esto, dice, si “se organiza efectivamente la bancada, porque hasta el momento no ha tenido una cuestión muy clara”.

Luis Moreno dice que en el proceso constituyente “podemos conversar con todos. Pero si se lleva a cabo, nuestras exigencias creo que van a ser un poquito más estrictas”.

En ese sentido, ya tienen una definición: quieren realizar un plebiscito de entrada con voto obligatorio.

“La vez anterior (plebiscito 2020) votó el 30% de la población que votó ahora en esta última, entonces hay mucha gente que no había votado (…) no hay que tenerle miedo a la democracia”, insta Moreno. Una determinación que según Oyarzo fue tomada “consultando a las bases” y “hablando con el territorio”.

“Las personas tienen que manifestarse y decidir como continúa este proceso, y no los partidos políticos. Yo hago consultas a la gente, y ahí ellos me dicen que prefieren un plebiscito de entrada, que quieren participar en este proceso y que no se cocine entre 4 paredes”, agrega el parlamentario.

La mañana del 20 de septiembre, la cuenta oficial de la bancada de diputados del PDG explicó esta determinación, agregando otros requisitos. “Dijimos no a la Onu. En el proceso que se venga, no queremos a la Onu entre medio del proceso”, manifestó la diputada por Antofagasta, Yovana Ahumada. Añadiendo también la petición de que el proceso tenga “paridad de entrada”.

The Clinic