Necrológicas
  • José Germán Cariñanco Mansilla

Trámites de identificación de cuerpos podrían prolongar en más de dos semanas sufrimiento de familia

Por La Prensa Austral Martes 24 de Enero del 2023

Compartir esta noticia
2,881
Visitas

Como si el drama que debieron enfrentar no bastara, la familia que hace una semana vio con horror la muerte de cuatro de sus integrantes en un gigantesco incendio en la población Cumbres Patagónicas, ahora se encuentra inmersa en el engorroso trámite del Servicio Médico Legal para identificar las identidades de los dos niños que perecieron en la tragedia. Este proceso no ha hecho más que prolongar el sufrimiento del grupo familiar, que solamente espera dar sepultura a los cuerpos y comenzar a vivir el duelo.

Hasta el Servicio Médico Legal llegó ayer tarde la familia para entrevistarse con el director. A la salida, sin muchos deseos de hablar, lamentaron que recién en dos semanas más podrían recibir los resultados de las pruebas de ADN y desde ahí, poder retirar los cuerpos de las cuatro víctimas fatales. 

Oritia Colivoro es la abuela de los pequeños y que ha llevado la voz cantante para hacer presión, porque no puede entender por qué tienen que esperar tanto. 

“Nos dijeron que el doctor está gestionando todo lo más rápido posible, pero ellos no se dan cuenta que son seres humanos los que están en una cámara de frío. Ya hacen siete días ocurrió el incendio y recién hoy (ayer) enviaron las pruebas de ADN y desde ahí son dos semanas. Hay dos cuerpos que ya están listos, pero tampoco es el caso que entreguen dos y después a los demás, porque será más doloroso para nosotros. Cuanto más pronto se les dé la cristiana sepultura, ellas van a descansar, y nosotros a asimilar un poco el dolor que estamos sintiendo este momento, en que no tenemos ninguna solución rápida”, expresó Colivoro.

El drama radica en que los dos niños no contaban con cédula de identidad, al ser muy pequeños, “y tampoco tienen huellas, entonces tienen que mandar las pruebas a Concepción y de ahí viene todo de vuelta. El doctor dice que está acelerando el proceso. Dios quiera que nunca le pase a otra familia lo que nos está ocurriendo a nosotros, lo que me está pasando a mí como madre y abuela, porque es muy terrible, es demasiado”, reiteró.

Confiesa que no han tenido alguna asesoría legal hasta ahora. Ella se hizo acompañar de Ana Colivoro Marín y Elisa Velásquez Llaipén, abuela del pequeño Emilio, entre otros familiares. “Vinimos todos para, por último, presionar un poquito aunque sea, porque yo por lo menos, no soporto más tener a mis hijos acá”.

La familia indicó que han tratado de exponer su situación al gobernador Jorge Flies y al alcalde Claudio Radonich, pero hasta ahora, la delegada presidencial Luz Bermúdez, es la única que ha conocido el caso de primera fuente, confiesan. Mientras tanto, siguen viviendo el dolor de un drama que no se termina.