Necrológicas

132 tratamientos contra adicciones en adolescentes se han realizado desde 2010

De éstas, 18 corresponden a consumo de sustancias inhalables, 87 por alcohol y 22 por marihuana.

Por La Prensa Austral miércoles 7 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
211
Visitas


Surgió durante el fin de semana en distintos canales de televisión un impactante reportaje que denunciaba el consumo de solventes y otras sustancias inhalables como una “novedosa forma de drogadicción”, especialmente en la Región Metropolitana, situación que en Magallanes es el principal problema de adicción de la juventud y con más del 6% de los menores inmersos en este flagelo se dobla la media nacional desde hace varios años.

La adicción al consumo de productos derivados de hidrocarburos (solventes, aerosoles, gas, pintura, bencina, diluyentes, pegamento, etc.), y otras sustancias volátiles que se transportan por el torrente sanguíneo, al ser inhaladas provocan fallas respiratorias y paros cardiacos por su alta toxicidad, además de daños instantáneos e irreparables al cerebro, por lo que es fundamental que los padres mantengan la cercanía con los menores y evitar que consuman éste y cualquier tipo de droga ya que pueden causar incluso la muerte.

El psiquiatra infantil magallánico, Jorge Amarales Osorio, ha tenido una estrecha cercanía con el tratamiento de adicciones en la juventud. Señala que “estos productos son de muy fácil acceso ya que pueden acceder a ellos yendo al supermercado, robándose algún aerosol o en alguna ferretería comprar cualquier diluyente o conseguirlo en la propia casa”.

Según su experiencia en esta área de la medicina, “estas sustancias se consumen a edades tempranas; los chicos se inician en promedio a los 11 años y estas sustancias producen un daño gravísimo a su sistema nervioso central”, añadiendo que esto, además, genera un problema social ya que el consumo y las características propias de la edad dan inicio a conductas delictuales para solventar esta adicción.

El profesional de la salud mental sostiene que el deterioro de las relaciones familiares es muy grande ya que los menores adictos se vuelven sumamente agresivos y violentos y en algunos casos han llegado a agredir con la idea de matar a sus familiares.

Directora del Senda

La directora regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Jenniffer Rojas, explicó a La Prensa Austral que “el tema del consumo de inhalables se popularizó en Magallanes desde la década de los 90“, indicando que previo a asumir como titular del servicio se desempeñó en programas de rehabilitación y los jóvenes con los que debió trabajar “asociaban el consumo con los dibujos animados populares en esos años ya que el estado de euforia que causan estos productos los hacían sentirse con superpoderes”.

En los estudios realizados por la instancia de gobierno entre la juventud para descubrir los factores de riesgo que los llevan a iniciar el consumo de estos químicos, prevalece “evadir realidades y problemas”.

Jenniffer Rojas explicó que Magallanes con un 6,2 por ciento duplica la media nacional (3%) del consumo de estas sustancias.

132 tratamientos

La directora del Senda planteó que desde enero de 2010 hasta octubre de este año se han realizado en la región 132 tratamientos contra las adicciones en adolescentes”, detallando que 18 de éstas corresponden a consumo de sustancias inhalables, 87 por consumo de alcohol y 22 por marihuana, agregando que “los solventes son una droga de inicio ya que los productos son muy baratos y de fácil acceso”, y son además una droga de “escalada” ya que los adictos buscan algo que genere mayor placer con el paso del tiempo.

Aunque no existen cifras oficiales Rojas destacó que “por el trabajo que realizamos en terreno el consumo de estos productos se presentan en todos los estratos sociales y en la región el último caso de fallecimiento por estas sustancias fue en 2010”, lamentando que continúan registrándose intoxicaciones por estas causas. Durante 2012 van tres casos. El último se registró ayer cuando un joven de 18 años fue encontrado en aparente estado de intoxicación por inhalación de solvente (duco). Personal del Samu lo atendió en Mariano Egaña 0164, en el barrio 18 de Septiembre.

Igual ayer ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas comparecieron dos menores de 16 años que estaban siendo tratadas en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Clínico, por su adicción a los solventes y al alcohol, desde donde se fugaron en la tarde del lunes. El juez Juan Villa decretó la medida de arraigo domiciliario contra ellas, tras robar 500 pesos a un chofer de taxi colectivo, a quien intimidaron con un cuchillo.

Detección y síntomas

De acuerdo a lo manifestado por la jefa del Senda, “es muy común que los padres no se den cuenta que los menores están consumiendo y son varios los factores para percatarse”. El consumo de inhalables tiene un aspecto muy parecido a la embriaguez y aunque el efecto de euforia dura sólo algunos minutos, permanece la desorientación y somnolencia, además de manchas en la cara, manos y vestimentas.

Por último instó a los padres a mantenerse alertas en caso de encontrar envases vacíos de pintura o aerosoles entre las pertenencias de sus hijos, trapos o ropa mojada con sustancias químicas, dificultad para hablar, olores químicos en el aliento y la ropa (muy penetrantes), náuseas, pérdida del apetito, secreciones nasales y llagas o erupciones alrededor de la boca, pérdida inexplicable de peso, falta de coordinación, falta de atención e irritabilidad.