Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

16 mujeres serán las primeras soldadoras certificadas por Inacap a nivel nacional

Tras un total de 250 horas a lo largo de dos meses, 16 mujeres concluyeron con éxito el curso de “Soldadura manual y oxiacetilénico” en la sede Punta Arenas de la Universidad Tecnológica Inacap, siendo el primero de su tipo a nivel nacional.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 18 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
456
Visitas


Tras un total de 250 horas a lo largo de dos meses, 16 mujeres concluyeron con éxito el curso de “Soldadura manual y oxiacetilénico” en la sede Punta Arenas de la Universidad Tecnológica Inacap, siendo el primero de su tipo a nivel nacional.

Se trata de un curso del Sence e Inacap, donde las condiciones que se requerían era que las interesadas fueran mujeres egresadas de enseñanza media y que fueran dueñas de casa. Además, el curso estaba dirigido sólo a mujeres, ya que es parte del proyecto “Mujer minera” del Gobierno de Chile.

Mujeres de diversas ocupaciones como dueñas de casa, comerciantes, administrativas, peluqueras y artistas visuales se integraron al curso con el fin de conocer más este oficio.

“La formación general del curso consistió en la capacitación de una soldadora calificada al nivel de AWCD13, una norma que califica a las personas en soldadura estructural con espesores de un octavo de pulgada hacia abajo”, explicó a este medio el profesor encargado del curso, el doctor en Materiales, Julio Antiquera Muñoz.

“Con los conocimientos que ellas han adquirido, pueden realizar soldaduras en aceros al carbono de cualquier tipo, en cualquier tipo de trabajo estructural, vale decir, carpintería metálica y estructura metálica liviana”, agregó.

Comentó además que “Esta experiencia fue muy interesante y novedosa, ya que si bien las damas son más delicadas en su forma de ser y acá hubo que enseñarle trabajos más pesados, felizmente no tuvimos accidentes y el curso fue todo un éxito, porque las damas se manejan muy bien en lo que han aprendido. Ojalá tuviera una continuidad para enseñar a más mujeres y en otros niveles de soldadura, porque creo que le hace falta a la región y al país”.

Esposa de soldador

Muy satisfecha con el curso se manifestó Marcela Provoste, unas de las 16 mujeres soldadoras. “Yo soy dueña de casa y mi marido es soldador, y me enteré de esto por La Prensa Austral. Postulamos muchas mujeres, fuimos seleccionadas 20 (16 terminaron el curso) y hemos aprendido una infinidad de cosas, como encender una máquina, a nivelar los amperajes y a seleccionar electrodos, entre otros. El profesor tiene muchos conocimientos y se ha preocupado de enseñarnos bien, ya que como somos mujeres al comienzo no teníamos mucha noción del tema”.

“Ahora somos capaces de realizar cordones de soldadura, traslape, tapón y tope a tope, por nombrar algunos, así que estamos muy satisfechas”.

Sobre las posibilidades que le ofrece este curso, explicó que “Cuando vi el nombre del programa ‘Mujer minera’ pensé de inmediato en que a futuro te puedan contratar en las empresas del rubro, así que es de esperar de que confíen en nosotras, ya que somos muy minuciosas en el tema”.