Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

18,6 milímetros llovió en dos días y no hay comparación al agua caída en aluvión de marzo

El intendente Mauricio Peña y Lillo dijo que se mantiene la Alerta Roja y que las probabilidades de que ocurra un desborde son mínimas.

Por La Prensa Austral jueves 20 de diciembre del 2012
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
68
Visitas


Pese a la inquietud que se manifestó ayer de madrugada ante un inminente desborde del río de las Minas, y a que ayer se mantuviera la condición de Alerta Roja, la jornada del miércoles se vio marcada por una importante disminución en materia de precipitaciones.

Tres veces se reunió ayer el Comité Operativo de Emergencia (Coe), a las 8, a las 12 y a las 16 horas, sin que a primera hora se constatara la ocurrencia de alguna emergencia efectiva que obligara a evacuar a damnificados ni familias afectadas por inundaciones, aun cuando se habilitaron los albergues en forma preventiva.

Luego de una jornada que partió agitada, ayer a las 19,15 horas el intendente Mauricio Peña y Lillo hizo un llamado a la calma en las oficinas de Onemi, señalando que las probabilidades de que ocurra un desborde son mínimas. No obstante, seguirán trabajando y monitoreando, y de hacerse necesaria alguna acción de intervención con máquinas lo harán, e igual cosa de darse el caso de tener que evacuar las viviendas.

A primera hora de hoy, tienen coordinado con la Fuerza Aérea de Chile poder hacer un sobrevuelo, si el clima lo permite, con personal de la Dirección de Obras Hidráulicas y de Conaf para ver el estado en que está la cuenca del río de las Minas. Añadió que “los teléfonos de emergencia de la Onemi y del municipio están a disposición, todos los equipos siguen monitoreando, siguen trabajando de tal manera que podamos tener nuevamente una noche tranquila, que nos permita por sobre todas las cosas transmitir a la gente que no hay alarma inminente de que pueda ocurrir algo”.

Hoy, a las 8 horas, nuevamente sesionará el Coe, para tomar la evaluación sobre el comportamiento de la noche respecto a lo que han sido las condiciones y mediciones del caudal de agua en la cuenca, “ad portas” de poder fijar ya a esa hora un vuelo. Peña y Lillo hizo la salvedad de que “normalmente en la cuenca cae más agua que acá, las precipitaciones que se han medido normalmente son mayores que las de aquí en la ciudad, y eso nos hace también estar en estado de alerta”.

Precipitaciones

Lo ocurrido en la madrugada de ayer en calle Julia Garay bien pudiera asimilarse, como lo señaló un profesional del municipio, a una suerte de psicosis de que el río se pudiera salir y se repitiera la lamentable catástrofe del pasado 12 de marzo, que aún sigue penando a muchos.

Respecto a las precipitaciones, entre las 9 y las 18 horas de ayer, según la información de Meteorología del Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo, sobre la ciudad cayeron 2,4 milímetros de lluvia, y si esto se suma a las precipitaciones desde la primera hora del martes, el agua caída arrojó un total de 18,6 milímetros.

Esto es bastante lejano a lo acontecido durante el aluvión de marzo, evento que en poco más de tres días totalizó 55,8 milímetros. Estos se desglosaron en: 3,2 milímetros (10 de marzo) 28,8 milímetros (11 de marzo); 19,6 milímetros (12 de marzo); y 4,2 milímetros (13 de marzo).

Claro que esta semana seguirá habiendo chubascos, y para el sábado se prevén lluvias continuas en la semana, por lo menos hasta el martes o miércoles.

Acciones

La prioridad durante la mañana fue llenar bolsas con arena en el sector de la cancha Progreso, en Julia Garay con Maipú, lo cual recayó en personal de los planes de absorción de mano de obra del municipio, coordinado por Operaciones, siempre apuntando a acciones para prevenir. Al ser los entes de emergencia los encargados de distribuir estos materiales, la Onemi solicitó a la comunidad no concurrir hasta este lugar de acopio para solicitar sacos con arena.

El propio jefe de Operaciones del municipio y de la Oficina Comunal de Emergencias, Sergio Becerra, evaluó de muy beneficioso el haber puesto alrededor de las 3,30 AM una máquina retroexcavadora para dragar el río en el puente de calle Lautaro Navarro, lo cual facilitó el escurrimiento de las aguas.

La nubosidad matinal impidió hacer un sobrevuelo como lo había priorizado el Comando Conjunto Austral, lo cual finalmente se daría a las 16 horas con un helicóptero Fach y la participación de profesionales de distintos servicios y de Obras Públicas. Estos apreciaron el estado de la cuenca del río, en tanto el Mop evaluaba la posibilidad de contratar maquinaria para extraer los sedimentos del cauce.

Durante la mañana, el alcalde Emilio Boccazzi recorrió los principales puentes de la ciudad y la cuenca urbana del río, junto a Sergio Becerra, constatando que disminuyó dicho caudal. En primer orden, acordó con el jefe de Operaciones poder retirar sedimento de los puentes Chiloé y Bories para mantenerlos despejados en caso de emergencia. Asimismo, en el municipio estarían atentos para la entrega de 2 mil sacos de arena a la Onemi, lo cual se coordinó con el Comando Conjunto Austral.

Por su parte, el propio intendente acudió al sector de la bocatoma del río cerca de las 11,30 horas. Este medio también se constituyó allí para constatar, más que un aumento del caudal, la presencia de un arrastre mayor de sedimento, lo que lo hacía más correntoso.

Otro aspecto apreciable en el sector es un aumento de los basurales clandestinos a orillas del río en el sector, lo que hace, por ejemplo, que electrodomésticos de grandes dimensiones sean arrastrados por la corriente, junto a alguno que otro tronco.