Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

30% de los pacientes que sufren accidentes cerebrovasculares muere en los seis meses siguientes

A pesar de que el Hospital Clínico de Magallanes cuenta con el equipo técnico y humano para tratar accidentes cerebrovascular (ACV), el 30% de quienes lo sufren fallece en los seis meses siguientes. De los que sobreviven, el 50% queda en situación de discapacidad.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 21 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
79
Visitas


A pesar de que el Hospital Clínico de Magallanes cuenta con el equipo técnico y humano para tratar accidentes cerebrovascular (ACV), el 30% de quienes lo sufren fallece en los seis meses siguientes. De los que sobreviven, el 50% queda en situación de discapacidad.
Desde el punto de vista de la salud pública el accidente cerebrovascular (ACV) es la mayor causa de discapacidad en el adulto y desde hace algunos años es la primera causa de muerte en Chile.
Al respecto, el neurólogo Javier Gaete Sanhueza, explicó que el principal tipo de accidente son los infartos cerebrales o accidentes vasculares isquémicos que representan el 75% del total de casos, las hemorragias intracerebrales representan 20% y el 5% restante las subaracnoideas (que son las que tiene peor diagnóstico).
Este año 114 pacientes han egresado del hospital tras sufrir un infarto cerebral o un ataque isquémicos y representan el 42% de todas las altas médicas.
El médico planteó que entre las ideas preconcebidas que está muy arraigada al interior de la población es que el accidente cerebrovascular afecta a personas adulto mayores y hay poco que hacer. Ambas son falsas, en primer término porque la ACV, si bien a mayor edad es más frecuente, se puede producir en cualquier edad.
Por lo mismo, subrayó que entre los factores de riesgo está la hipertensión arterial, que es el principal agente en cualquier enfermedad cerebrovascular, además está la diabetes, dislipidemia, tabaco, alcohol, algunas cardiopatías y el uso de drogas.
El especialista llamó a estar atento a los síntomas principales, cuya característica es que se presentan de manera brusca. “Una repentina pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo, además se puede tener un adormecimiento. Un tercer síntoma es una fulminante alteración del lenguaje, pierde la capacidad de expresarse o de comprender lo que le tratan de decir. El cuarto es la ceguera total o parcial de uno o de ambos ojos. Un quinto síntoma, que es más relativo porque se puede presentar en distintas patologías, es la sensación de vértigo”, destacó Javier Gaete.
Puntualizó que estos síntomas pueden estar asociado a otras razones, sin embargo lo importante es que se presenten de manera repentina. “Lo fundamental es cómo se presentan, porque más de uno de estos problemas se puede presentar a lo largo de los años de manera progresiva, en el caso de una AVC es repentino”, afirmó el profesional.
Se ha calculado que durante un accidente vascular se pierden dos millones de neuronas por minuto, por lo tanto se trata de pesquisar el diagnóstico a tiempo y de retomar la irrigación.
Tratamiento
Desde noviembre del año pasado, el Hospital Clínico cuenta con un sistema de atención y rescate de pacientes que tienen sospecha de accidentes cerebrovascular.
“Contamos con un procedimiento que se llama trombolisis que busca abrir la arteria ocluida durante un accidente cerebro vascular. Lo que se ha demostrado es que el efecto sólo sirve durante las primeras cuatro horas y media de producido un accidente cerebrovascular. Sin embargo, no da lo mismo atenderse a los 15 minutos, que a la hora”, señaló.
Este sistema ha permitido rescatar a 90 pacientes con sospecha de AVC y de ellos 17 han sido tratado con trombolisis, “pero aún así, mucha gente no consulta y la principal razón para no realizarle este tratamiento a un paciente es que ha llegado fuera de tiempo”, concluyó Gaete.