Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

$700 millones perdería la Corporación por subvención

Dineros desde julio a septiembre ya fueron reintegrados por el Ministerio de Educación gracias a la presentación del Plan de Recuperación de Clases.

Por La Prensa Austral viernes 14 de octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
24
Visitas


Un descuento de alrededor de 700 millones de pesos podría evitarse la Corporación Municipal de Punta Arenas si la Corte de Apelaciones acoge el recurso de protección que interpondrá el alcalde Vladimiro Mimica los próximos días; de lo contrario, la situación financiera se volvería sumamente crítica porque no permitirá cancelar sueldos a profesores y a asistentes de la educación.

Producto de las movilizaciones estudiantiles, el Ministerio de Educación (Mineduc) desde julio viene descontando recursos por concepto de asistencia; lo que ha significado una merma de 70 millones de pesos, pero que pudieron ser reintegrados. En julio se descontaron 60 millones de pesos; en agosto fueron 10 millones de pesos y en septiembre fueron 200 millones de pesos, correspondientes a una devolución de dinero extra cancelado por proyecto de integración.
De estos 70 millones, 55 fueron restituidos gracias al Plan de Recuperación de Clases presentado por la entidad cada mes. Los quince restantes corresponden a una diferencia por baja asistencia en el mes de junio.

La situación más compleja comienza de aquí en adelante, ya que se terminó el tiempo para recuperar clases (el plan de agosto ya contemplaba hasta el 14 de enero); por lo tanto, la asistencia desde septiembre en adelante será igual a “cero” en los ocho establecimientos en “toma” y no se cancelará ni un peso por dicha subvención.

Según explicó el secretario de la Corporación Municipal, Orlando Estefó, los descuentos se realizan por trimestres móviles los 25 de cada mes. El promedio de subvención mensual por todos los establecimientos es de 1.100 millones de pesos.

Bajo este escenario, en octubre percibirán una merma de 105 millones de pesos, correspondientes a julio, agosto y septiembre; en noviembre, la pérdida será de 122 millones de pesos en base a lo cancelado el mes anterior, correspondientes a agosto, septiembre y octubre; mientras que en diciembre, serán 118 millones de pesos menos respecto del mes anterior, correspondientes a septiembre, octubre y noviembre.

Estas cifras consideran sólo a siete de los ocho establecimientos movilizados; por tanto, si se considera un cálculo estimativo que incluya a todos, la cifra podría aumentar en alrededor de 15 millones de pesos cada mes, según informó Estefó.

A partir de estos antecedentes la pérdida acumulativa sería de alrededor de 700 millones de pesos, en el peor escenario; es decir, si continúan las “tomas” hasta fin de año y no se llega a ninguna solución alternativa.

El seremi de Educación, Raúl Muñoz, además advirtió sobre los descuentos por los días de paralización de actividades y la retención del 3 por ciento de la subvención por no llamar a concurso público de profesores a contrata, que también es acumulativa.

La situación se torna dificultosa puesto que ha generado endeudamiento con los proveedores de servicios básicos (agua, luz y gas); además de no contar recursos para pagar sueldos íntegramente. De hecho, 400 funcionarios municipales peligran el sueldo líquido y otros tantos sus imposiciones. El problema es que el aporte municipal ya se gastó completamente y no hay alternativas de recibir más dinero. “Generalmente lo utilizamos para regularizar las deudas en enero y febrero”, dijo Estefó, señalando que este año fueron 800 millones de pesos aportados por la municipalidad.