Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Agrupación espera apoyo del gobierno para dar atención a más de 25 personas con discapacidad en desamparo

La entidad aspira formar un hogar definitivo para dar cabida a adultos que deambulan por la vía pública.

Por La Prensa Austral martes 15 de enero del 2013

Compartir esta noticia
29
Visitas


Buscando brindar un apoyo a las personas con algún tipo de discapacidad física o mental que por diversas razones han quedado en desamparo en Punta Arenas, la recién constituida agrupación “Mi Segundo Hogar” solicitó apoyo al intendente regional para que las más de 25 personas catastradas en esta situación en la comuna puedan tener un lugar dónde vivir de forma digna.

La presidenta de la organización sin fines de lucro, Gina Frumento Velásquez, destacó a La Prensa Austral que “acudimos al intendente con la esperanza que el gobierno pueda apoyar de alguna forma esta iniciativa que va dirigida a niños, jóvenes y adultos con discapacidad física y mental ya que nuestro ideal es formar un hogar definitivo para ellos cuando quedan en el desamparo total, cuando no existen el papá y la mamá para así que no queden en situación de calle”.

Desde el 23 de octubre pasado, cuando finalmente se constituyó la agrupación, los socios de dicha organización han podido catastrar al menos 25 adultos que deambulan en las calles que presentan distintos niveles de discapacidad y que no contarían con las redes de apoyo familiar suficientes por lo que se han proyectado en un lapso de tres a cinco años poder contar con una sede en donde puedan ser atendidas de forma integral estas personas.

Frumento explicó también que “esperamos que puedan apoyarnos para la generación de algún proyecto o ver las posibilidades de destinar un terreno para la construcción de dicho centro o instalarlo en algún edificio que se encuentre disponible y habilitarlo para que pueda ser utilizado con estos fines”, acotando que esta agrupación buscará ser de forma permanente una herramienta al servicio de la comunidad en general.

Por su parte la secretaria de la agrupación, Margarita Veli Cárcamo, planteó que es muy importante trabajar con estas personas ya que “esta es una realidad de la ciudad y basta con salir al centro para ver a personas que circulan con alguna discapacidad sobre todo mental”, explicando también que “muchas veces estas personas quedan en la calle porque se quedan sin los padres y sus familiares no quieren hacerse cargo por toda la responsabilidad que conllevan estas enfermedades y por eso muchos de ellos caen en las adicciones”.

“Mi Segundo Hogar” confía en que las autoridades puedan acoger su solicitud y brindar una alternativa que mejore la calidad de vida de estas personas ya que “generalmente se ayuda a quienes sufren adicciones; actualmente se apoya mucho a la gente que tiene problemas de alcoholismo pero las personas con discapacidad mental y física que están deambulando, en ellos nadie piensa”.

La agrupación ha comenzado a trabajar con el apoyo de Unpade y la junta de vecinos Nº8 Playa Norte, en donde realizan sus reuniones de coordinación para trabajar con las personas que presentan estas necesidades.