Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Alarmante aumento de ingreso de droga a Magallanes en 2012

Senda intenta promover la educación escolar para prevenir que el incremento de ingreso de sustancias ilícitas afecte a la comunidad.

Por La Prensa Austral miércoles 21 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
22
Visitas


Mientras que en 2011, a igual fecha de hoy, se había incautado un total de 362 gramos de cocaína en Magallanes, este año, a similar período de tiempo, se ha decomisado un total de 4,6 kilos de dicha droga, representando un incremento cercano al 1.200%. En tanto, en comparación a los 10,7 kilos de marihuana requisados en 2011, este año, a igual lapso de tiempo, se ha decomisado un total de 32,8 kilos, constatándose un alarmante aumento de un 307%.

No obstante, por contraparte, los registros del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación (Senda), no hablan de un aumento de consumidores en la zona, pero si se reconoce que el fenómeno no es aleatorio, sino que se condice con la curva ascendente que se arrastra en los últimos años.

En desglose, la Policía de Investigaciones ha logrado interceptar un total 19,607 kilos de marihuana, mientras que el OS-7 de Carabineros un total de 13,223 kilos de cannabis sativa. En cuanto a cocaína se refiere, la policía civil ha decomisado 4,426 kilos en 2012 y Carabineros ha incautado 252 gramos, desbaratando importantes organizaciones que se dedicaban al tráfico de droga en la región.

Senda Magallanes
A juicio de Jenniffer Rojas, directora regional del Senda, y pese a lo elocuente de las cifras que maneja el servicio, estas reflejan, junto con el evidente aumento de ingreso de estupefacientes, el compromiso de las policías y Aduanas de tener mayor control, sobre todo en los pasos fronterizos, además de mantener mayormente vigilados los pasos no habilitados de la región y el compromiso de la propia comunidad en el combate del tráfico. “Ha jugado un papel fundamental la participación de la comunidad, en la mayoría de los casos las investigaciones nacen a raíz de denuncias anónimas, hecho que es bastante positivo, ya que si mal no recuerdo, cerca de un 33% de los procedimientos han surgido a través del programa Denuncia Seguro”, señaló Rojas.

Lo primordial es la prevención
Respecto del trabajo específico de Senda en Magallanes, la directora regional señaló que: “para nosotros es primordial informar a la comunidad sobre los riesgos, y si bien nosotros invertimos grandes cantidades de recursos en tratamiento y prevención, es necesario que la comunidad pueda colaborar con las denuncias, lo cual hasta ahora ha sido muy positivo, a tal punto que incluso en visitas en terrenos hemos tenido denuncias de supuesto tráfico de droga”.

Agregó que los esfuerzos hoy por hoy están dirigidos a educar desde la infancia sobre los alcances negativos del consumo de drogas, indicando que se está trabajando en capacitar a los equipos docentes, directivos y orientadores en formas más lúdicas de impartir la prevención. “Nosotros ya no hablamos sólo de drogas cuando son niños pequeños, porque es muy difícil trabajar la temática, por que si queremos lograr un cambio cultural, que va a ser muy a largo plazo, se debe empezar de la primera infancia con factores protectores y factores de riesgo, vida saludable y de comunicación, todo para proteger a los niños y jóvenes para que cuando sean adultos, o se vean expuestos a un ofrecimiento de drogas, sepan como enfrentarlo”, agregó.

En cuanto al impacto de el ostensible incremento de la presencia de sustancias ilícitas en Magallanes, la directora de Senda analiza un particular escenario que ellos constatan, ya que pese a lo anterior, no ha habido un aumento en personas al sistema de apoyo como consumidores del servicio, muy por el contrario, sólo se han requerido algunos cupos más de atención, que no se condicen con las cifras entregadas, es decir, que si ha aumentado en un 300% la cantidad de marihuana, no ha aumentado en igual porcentaje las personas que sean intervenidos por adicciones a ella. “Hay que señalar que dentro de los estudios que se han realizado, sí ha aumentado la percepción de riesgo en la población escolar en cuanto al consumo de marihuana, y eso es un buen indicador para nosotros, por que en los estudios anteriores había una baja, cada vez la gente veía menos riesgoso el consumo, en ese sentido, estamos conformes porque no se ha bajado la percepción de peligro, en especial en la población escolar que asume que es peligroso el consumo” explicó.

Finalmente, Rojas aseguró, que el aumento de la presencia de droga en la región, no es un hecho aislado, sino que está siguiendo la curva ascendente que se registra en los ultimo años, y recalcó que se está trabajando, arduamente, con los diferentes actores involucrados para mantener controlada la situación, y particularmente en esta zona, donde la gran cantidad de pasos no habilitados, son una complicación para dar control a la situación.