Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Alcalde ve intención de “torpedear” el Carnaval

“Así y todo, lo haremos y de manera brillante, porque hay un contingente importante de funcionarios municipales
y organizaciones sociales que están dispuestas a trabajar”, aseguró el edil.

Por La Prensa Austral martes 21 de junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
7
Visitas


En la última semana, antes del recrudecimiento del paro de los funcionarios, que el alcalde Vladimiro Mimica ya viene escuchando voces y ha visto correos de funcionarios municipales en los cuales se expresa alguna intención de restarse al trabajo de la Invernada y, en especial, del Carnaval de Invierno.

Para el edil, esto no es más que un abierto intento de “torpedear la Invernada, pensando que van a torpedear al alcalde, que van a afectar al alcalde”. Sin embargo, expresó que más allá de eso él ve con esto lo único que se consigue es afectar a la ciudad.

“Así y todo, vamos a hacer la Invernada y de manera brillante, porque hay un contingente importante de funcionarios municipales y organizaciones sociales que están dispuestas a trabajar, para que tengamos el éxito que esperamos en esta Invernada correspondiente al año 2011”, manifestó.

Acerca de estos correos que circulan, indicó que no es tan fácil detectarlos, “o mejor dicho, al contrario, no es tan difícil detectarlos”.

Aun cuando para los trabajadores la Invernada no es tema que interese por ahora, tal situación vista desde afuera pasaría exclusivamente por un aspecto motivacional. Inclusive, sin ir más lejos, el año pasado también se vio algún atisbo de restarse a los festejos invernales, pero exclusivamente por un tema económico al implicar el pago de horas extra para los trabajadores y no estar del todo claro entonces si aquel esfuerzo se haría gratis (al destinarse lo recaudado para las víctimas del terremoto y maremoto de febrero de 2010). Al final, se pagó lo trabajado, como debe ser.

En todo caso, durante la administración Morano también hubo algunas señales de descontento coincidentes en cuanto a motivos, dada la recarga de trabajo que implica para el personal municipal toda la preparación y realización de esta fiesta invernal.