Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Alumnos acusan “montaje policial” en desalojo del Liceo María Behety

Denuncian que los “carabineros ingresaron solamente a hacer destrozos porque así podían justificar el desalojo”.

Por La Prensa Austral jueves 15 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
21
Visitas


Como un “montaje realizado por Carabineros para justificar el desalojo del Liceo Politécnico María Behety”, calificaron los alumnos del establecimiento las pruebas presentadas en su contra.

El vocero de la ahora ex “toma” del recinto, Douglas Gallardo, manifestó que los destrozos que presenta el recinto educacional fueron provocados por los carabineros y no por ellos.

Dijo que se hacían responsables de los daños que existían con anterioridad al ingreso de los funcionarios policiales, los que estaban en conocimiento de las autoridades educacionales. Asimismo negó el uso de “miguelitos” y bombas molotov. Sobre los bidones encontrados con elementos químicos, sostuvo que estos eran de limpieza y que habían sido adquiridos con recursos proporcionados por la Corporación Municipal y que tenían por objetivo la mantención de las dependencias.

Sobre los cuchillos y tijeras, aclaró que son elementos que se utilizan en las especialidades de alimentación colectiva y de vestuario y confección.

Sobre los artículos mostrados por carabineros para la confección de bombas “molotov”, expresó que “dentro de nuestro liceo no se maneja este tipo de artefactos. Fueron puestos allí para tergiversar las cosas”.

Frente a las evidencias mostradas por Carabineros, Gallardo las calificó como “un montaje policial en contra de los estudiantes. Ellos ingresaron solamente a hacer destrozos porque era la única forma para justificar el desalojo”.

Pérdida de 50 mil pesos
Lo anterior lo manifestaron en una conferencia de prensa realizada en la sede del Colegio de Profesores. Los alumnos fueron acompañados de la apoderada Sandra Sepúlveda, testigo de lo ocurrido.

En su intervención dijo dar fe que los destrozos no fueron provocados por los jóvenes. Ellos como apoderados en forma permanente llegaban hasta el recinto donde procedían a su limpieza.

En la madrugada del lunes fue alertada por uno de sus hijos que se estaba produciendo el desalojo de los alumnos por parte de Carabineros.

Al llegar al lugar relató: “Vi a carabineros ‘pateando’ computadores. Abrían los cajones y tiraban los papeles. Era impresionante la burla que ellos tenían. Era como si fuese un juego para ellos”.

Declaró haber observado a dos jóvenes en el suelo mientras carabineros les tenían el pie encima e incluso a una niña que tiraban de los pelos.

Desesperada les dijo que soltaran a los jóvenes y que dejaran de destruir el establecimiento.

De inmediato fue detenida y sintió que desde sus ropas le extraían un celular y 50 mil pesos. El equipo telefónico le fue devuelto posteriormente, “no así el dinero”, de acuerdo a su relato.

Aun acongojada por lo sucedido, relató insultos con palabras soeces contra los menores.

En la actitud y rostro de los funcionarios policiales, indicó que no vio la imagen cercana y amigable que proyecta Carabineros. Ella misma está casada con un funcionario policial hace 25 años.

Además, manifestó, no fue posible identificar a los carabineros porque previamente habían retirado de sus casacas los nombres e incluso los grados.

Los alumnos manifestaron que hasta el momento tenían buenas relaciones con Carabineros, e incluso habían acordado que no se resistirían en el caso de un desalojo.

Hoy se asesoran con abogados porque no descartan iniciar acciones legales.