Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Alumnos del Liceo Luis Alberto Barrera ganaron Festival Estudiantil en Loncoche y ahora están endeudados

Alumnos del taller de música “Tel Kre Kra” (Estrella, luna y Sol en idioma selknam) del Liceo Bicentenario Luis Alberto Barrera, regresaron a comienzos de semana a Punta Arenas sosteniendo entre sus manos con mucho orgullo el trofeo que representa el primer lugar del Festival Folclórico Estudiantil Copihuin realizado en la ciudad de Loncoche, Región de La Araucanía.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 24 de octubre del 2014

Compartir esta noticia
34
Visitas


Alumnos del taller de música “Tel Kre Kra” (Estrella, luna y Sol en idioma selknam) del Liceo Bicentenario Luis Alberto Barrera, regresaron a comienzos de semana a Punta Arenas sosteniendo entre sus manos con mucho orgullo el trofeo que representa el primer lugar del Festival Folclórico Estudiantil Copihuin realizado en la ciudad de Loncoche, Región de La Araucanía.
Con sus voces privilegiadas hicieron eco de la canción creada por el profesor y director de este taller, Jorge Risco Navarro, titulada “Rompe el silencio”, que alude al rescate de la memoria del genocidio que terminó por exterminar al pueblo selknam.
Flauta traversa, guitarra y bandoneón son algunos de los instrumentos que los jóvenes músicos dominan a la perfección en armonía con sus voces de distintos tenores.
“Fue una experiencia que quedará grabada para siempre en la retina de todos nosotros. A nivel grupo nos unió muchísimo, no somos los mismos que fuimos, porque ahora somos como una familia”, comentó Brenda Saavedra, una de las cinco integrantes del grupo de 24 alumnos que conforma el taller.
En tanto, el profesor Risco, expresó su orgullo por el desempeño de los chicos que lograron emocionar al público al interpretar las canciones en el Festival, siendo el segundo año consecutivo que logran el primer lugar.
La otra cara del festival

En el hall de acceso del Liceo Luis Alberto Barrera, en Avenida Colón, amigos, algunos docentes y los apoderados de los alumnos que viajaron esperaban al representativo del taller “Tel Kre Kra” con mucha alegría. También estaba presente el secretario general de la Corporación Municipal de Punta Arenas, Hermes Hein, quien se acercó a felicitar al grupo Llamó poderosamente la atención la ausencia del director del liceo, José Saldivia Díaz, y de otros directivos del establecimiento.
En ese contexto un grupo de apoderados aprovechó la presencia de Hermes Hein para manifestar su descontento por la gestión del director José Saldivia, quejándose que “les quitaron la sala-taller de música, los instrumentos a veces se guardan en el baño, hoy los chicos llegaron y no hay ninguna autoridad del colegio que los espere para premiar su esfuerzo, la única ayuda que recibieron los chicos por parte del establecimiento es el permiso para ausentarse los días del festival”, planteó Miroslava Martínez, apoderada de Catalina Mejías, una de las cinco participantes del certamen musical.
“El liceo es de ellos (refiriéndose a los alumnos), ellos lo hacen grande con este tipo de participación, que es educación y cultura. El profesor Risco se quiso retirar por la falta de apoyo de la dirección, pero nosotros no lo vamos a permitir, es muy talentoso y excelente profesor, ¿quién pesca un instrumento y hace la música que hace él’”, agrega Martínez.
Luis Mejías apoderado del colegio y padre de Catalina Mejías, comentó que los pasajes para llegar a Loncoche tuvieron un costo total de 3.900.000 pesos, de los cuales la Corporación Municipal aportó un millón. El resto del dinero será solventado por actuaciones de los chicos en la calle, por venta de ellos y sus apoderados en ferias, y rifas ya que lo que lograron juntar no cubrió el presupuesto. Ahora le quedan varios cheques por pagar para cubrir los pasajes aéreos, sin contar el dinero que invirtió cada familia para los gastos diarios en la ciudad de Loncoche.
Hermes Hein escuchó atentamente los reclamos de los apoderados y se comprometió hablar con el alcalde Emilio Boccazzi para transmitirle la molestia.
Consultado por La Prensa Austral, el profesor Jorge Risco Navarro, subrayó que para él constituía una satisfacción que varios de sus ex alumnos ahora eran profesores de música, o integrantes de distintas agrupaciones. “Hace diez años que trabajo en el liceo y lo único que necesitamos es apoyo, contar con la sala de música que antes teníamos y los recursos para ensayar, el talento de los chicos está y el trabajo que hacemos en el aula es muy rico”.