Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Apagón de más de dos horas vivió Punta Arenas

Caída del suministro se extendió entre las 8,53 y las 11,40 horas. Durante la madrugada, gaviota había ocasionado otro corte.

Por La Prensa Austral jueves 11 de agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
27
Visitas


Para muchos magallánicos, su día miércoles comenzó más tarde de lo habitual, en gran medida debido a la caída del suministro eléctrico que se registró en Punta Arenas a partir de las 8,53 horas y que afectó a los sectores centro, sur y norponiente de la ciudad.

Los principales afectados con este imprevisto fueron los bancos, supermercados, farmacias, gasolineras, medios de comunicación, servicios públicos y comercio. En este último sector, las grandes tiendas se vieron impedidas de abrir a las 9,30 horas, con la consiguiente molestia para algunos clientes que llegaron a primera hora a pagar sus cuentas, realizar cambios o incluso realizar giros de dinero (como en el caso ABCDin), sin poder acceder a los establecimientos.
Ni hablar de los semáforos en el sector central, donde la falla sobrevino justo dentro de horario “peak” del flujo vehicular.

A nivel de los bancos, muchas personas vieron perdida prácticamente la mañana, ya que el suministro no se repuso en forma inmediata, sino que se normalizó en gran parte de la ciudad recién a las 11,15 horas. Sin embargo, muchos establecimientos comerciales recién pudieron atender pasadas las 11,30 horas luego de que pudieran restablecer sus sistemas operativos.

El suministro de la ciudad se vería repuesto en su totalidad a las 11,40 horas.
No hubo inconvenientes en el Hospital Clínico de Magallanes, ya que este recinto, al igual que el mall Espacio Urbano Pionero, dispone de un alimentador propio, que en el fondo asegura un abastecimiento eléctrico más seguro.

Causal

Mario Sillard Avendaño, subgerente de la compañía, indicó que la inusual falla se produjo en un interruptor de poder de una unidad generadora en la Central Punta Arenas, el cual se descargó a tierra por una falla de aislación. Ello implicó que hubiera que desenergizar un sector amplio del patio de la central desde las instalaciones interiores, para luego proceder a reponer la energía usando los equipos e instalaciones de emergencia y así poder aislar esa zona para trabajar ahí.

Por medidas preventivas de seguridad se solicitó la presencia de Bomberos, quienes disponen de equipos autónomos para trabajar en ambientes contaminados. Los voluntarios testearon allí los niveles de toxicidad del ambiente para descartar cualquier contaminación en el sector afectado para permitir el acceso a personal técnico.

Este importante corte de luz se produjo a escasas horas de otra interrupción del servicio producida a las 0,11 horas de ayer y que provocó la operación del sistema de protecciones de la línea de interconexión entre las centrales de Tres Puentes y Punta Arenas. Ello motivó una rápida reposición del suministro en forma paulatina, para dejar normalizado el centro de la ciudad a las 0,20 horas y todo completamente restablecido a las 0,50 horas.

Aun cuando se pensó que esta primera caída del suministro eléctrico podría ser producto de algún acto vandálico, ayer en la mañana la Empresa Eléctrica de Magallanes (Edelmag) confirmó que dicho problema lo ocasionó una gaviota que chocó con una línea de alta tensión a la altura de Avenida Los Flamencos.

Superintendencia

Ante estas caídas de servicio, Iván Mansilla, director (s) de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (Sec), señaló que su normativa establece la posibilidad de que las empresas eléctricas compensen a sus clientes si en un período movible de 12 meses la suma del tiempo con el suministro cortado es superior a 20 horas.

Del mismo modo, en caso de haber personas cuyos artefactos tuvieran problemas al momento de retornar la energía eléctrica deben reclamar a la empresa, y de no quedar conformes con la solución pueden dirigirse a la Sec.