Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Aplicarán “cirugía mayor” al parque Chabunco

Es un hecho asumido por el municipio que el actual estado de deterioro en que se encuentra el Parque Chabunco, a unos 20 kilómetros al norte de Punta Arenas, afecta el desarrollo de actividades al aire libre, esparcimiento y la sana convivencia de los habitantes de la comuna.
[…]

Por La Prensa Austral martes 20 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
45
Visitas


Es un hecho asumido por el municipio que el actual estado de deterioro en que se encuentra el Parque Chabunco, a unos 20 kilómetros al norte de Punta Arenas, afecta el desarrollo de actividades al aire libre, esparcimiento y la sana convivencia de los habitantes de la comuna.

A partir de una tesis aportada por cuatro alumnos de la Universidad de Magallanes, se planteó poder desarrollar una mejora integral a este parque de 36 hectáreas. Así se concebiría el ambicioso proyecto mejoramiento y equipamiento del Parque Chabunco, por una inversión de 553.540.000 pesos.

Para su confección se elaboró un plan de zonificación dividido en cinco sectores, a partir de una exploración y estudio del recinto por parte de la Secretaría Comunal de Planificación (Secplan), y que contó con apoyo del geógrafo de aquella misma unidad.
En este parque repotenciado se considera el mejoramiento de la carpeta vial interior, rediseñando las zonas más degradadas. Esto, ya que, como parque urbano que enfrenta el estrecho, constituye el bosque húmedo achaparrado (bajo) ubicado más al norte de la ciudad y que marca el límite entre bosque y pampa en la península. La idea es que los vehículos tampoco ingresen hasta el interior para lo cual se sectorizaron áreas de estacionamiento.

Figura allí la construcción de refugios de dos tipos, que hacen una analogía de una vivienda tehuelche (con paraviento y toldo): 21 refugios tipo A y 21 refugios tipo B, además de 53 fogones en tierra (a nivel de piso), 36 mesas y asientos, todos de hormigón armado antivandálicos y sin volúmenes muy grandes, con la idea que se mimeticen en el bosque.

Asimismo, se considera también la construcción de seis miradores peatonales, cuatro miradores de vehículos, juegos infantiles, 18 pórticos de acceso y cierre perimetral, todos de madera. Se proyecta levantar sectores de baños públicos para hombres y mujeres, con estructura de hormigón y sus respectivos W.C. y lavamanos tipo letrinas. La magnitud del proyecto contempla 308 metros cuadrados de construcción, con una ejecución de 10 meses y una vida útil de 20 años

Sustentabilidad

El gestor del diseño de estas obras es el arquitecto Fernando Padilla, profesional de Secplan. El funcionario indicó que se optó por resguardar algunas zonas, y para ello se configuró el diseño nuevo con miradores terraza en todo el borde y limitantes. Estas impiden penetrar al interior del parque, al que se entra caminando y se remata en miradores. Hay accesos y rotondas de salida y configuración de accesos vehiculares para que los vehículos ya no entren.

Otro sello distintivo lo reviste su proyectado cercado que irá por afuera, de modo de ir formando toda una imagen de un cerco bajo de madera para evitar que se ingrese por cualquier lugar. También se configuran los accesos a cada zona, con pilares de madera grandes.
Todo esto, para poder a futuro dar cobijo a otras exploraciones turísticas dentro del mismo sector, y que ello pudiera apoyar el sustento a futuro del parque. “La idea de zonificar y tener zonas resguardadas es que a futuro pueda haber un proyecto turístico como cabañas, y que alguien las pueda concesionar. Y, a cambio de esa concesión, esa misma persona pueda mantener el parque y pueda proveer quizá de leña, agua y cosas así. De modo que sea un proyecto sostenible en el tiempo”.

Actualmente se preparan los antecedentes de licitación por parte de la Dirección de Obras Municipales, como unidad técnica, y es probable que el próximo mes sea licitado. Al respecto, Padilla destacó que esto es lo más grande que como proyecto se ha hecho como intervención del parque Chabunco.