Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Apoderados del Colegio Punta Arenas resolverán mañana si acuden a la justicia

Padres se reunieron ayer con las autoridades regionales para agotar todas las instancias de diálogo antes de interponer alguna acción legal.

Por La Prensa Austral jueves 18 de agosto del 2011

Compartir esta noticia
15
Visitas


La situación académica de los 23 alumnos que fueron expulsados del Colegio Punta Arenas por participar de la “toma” del establecimiento aún no se define por parte de la secretaría regional ministerial de Educación y los estudiantes permanecen sin estudios mientras sus apoderados realizan las gestiones para su reincorporación.

Según declaró el vocero de los apoderados, Arturo Díaz: “No queremos llegar a instancias legales todavía porque primero queremos dialogar y poder llegar a un acuerdo entre ambas partes”, sin embargo, de no resultar fructíferos los intentos, interpondrán un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones.

Bajo este escenario, ayer sostuvieron una reunión con el intendente de Magallanes, Arturo Storaker; el seremi de Educación, Raúl Muñoz y su equipo de asesores jurídicos. En ella, expusieron sus reparos a la medida adoptada por la dirección del colegio y solicitaron la mediación con el establecimiento educacional.

El seremi se comprometió a realizar las gestiones para analizar las posibilidades con la directora, Floridema Vera, y dar una respuesta mañana a las 9 horas. Si no hay una salida favorable para la situación de la veintena de alumnos, la presentación de una acción legal se concretaría en los próximos días.

Análisis del
reglamento

Una de las principales objeciones del apoderado Díaz es la argumentación que entrega la dirección para tomar la drástica medida: caducidad de matrícula se basa en el reglamento de convivencia escolar.

Respecto de esto, hace varios reparos: “La expulsión inmediata no se condice con el reglamento del colegio”, aseguró, mencionando extractos del mismo. “Previo a la aplicación de una sanción se procederá a escuchar a la o las partes involucradas”, indica el documento, sin embargo, “la dirección nos informó a través de una carta y no se ha abierto al diálogo”, alegó.

Otra de las observaciones que hacen los apoderados es que el artículo estipula el derecho a apelación y la sanción correspondiente a “incitación a huelgas o paralización de clases” es la suspensión por 15 días y no la caducidad de la matrícula.

“Hubo errores de ambas partes, pero no se nos ha dado la oportunidad de sentarnos a conversar. Ante eso, no nos vamos a dejar atropellar y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias”, aseveró Díaz, señalando que muchos de los jóvenes quieren terminar el año junto a sus compañeros.

“Lo lindo de todo esto es que los chicos han recibido el apoyo de sus cursos. En el segundo medio C, por ejemplo, expulsaron a ocho y sus compañeros les hicieron un panel recordatorio en la sala que dice: ‘Ya no es lo mismo sin ustedes, los extrañamos”, expresó.

En tanto, en la jornada de ayer los presidentes de padres de todos los cursos del Colegio Punta Arenas apoyaron la medida disciplinaria impuesta por la dirección en contra de los jóvenes que ocuparon por la fuerza el establecimiento educacional de Avenida Bulnes.