Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Apoderados del Liceo de Excelencia increpan al alcalde desesperados por recuperar el colegio

“No le pase usted la cuenta al alcalde de su comuna; éste es un problema del Estado de Chile”,
respondió Vladimiro Mimica ante las acusaciones.

Por La Prensa Austral miércoles 28 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
6
Visitas


Un encendido encuentro protagonizó ayer un grupo de apoderados del Liceo de Excelencia Luis Alberto Barrera que acudió a la Municipalidad de Punta Arenas junto a una veintena de alumnos del establecimiento educacional a exigir al alcalde, Vladimiro Mimica, tomar cartas respecto de la “toma” que mantiene sin clases a sus hijos.

Si bien se trató de un grupo menor, las fuertes palabras que dirigieron hacia el edil representaban la indignación con las autoridades al sentir que “no han hecho nada” por normalizar el período escolar.

Los padres pidieron desalojar a los estudiantes argumentando que son unos pocos quienes permanecen al interior del colegio en comparación con la mayoría que quiere volver a las aulas. Cabe recordar que, incluso, hay dos recursos de protección interpuestos ante la Corte de Apelaciones.

El alcalde se negó rotundamente y dijo que no iba a recurrir a la fuerza pública para sacar a los jóvenes, menos, teniendo como precedente a su par de Providencia, Cristián Labbé.

Pero los apoderados no se quedaron tranquilos y fueron más allá. En medio de la acalorada discusión, sacaron a relucir el desencanto político.

“Me da mucha pena. Uno confía que las autoridades hagan algo por la educación y no hacen nada. Nosotros no andamos jugando, estamos pidiendo volver a clases porque esos ‘angelitos’ que ahora están adentro no le preguntaron a nadie si estábamos de acuerdo”, dijo una apoderada, agregando que “lamento mucho que ustedes sean autoridades de Punta Arenas porque no lo están haciendo bien, pero agradezco poder habérselo dicho en su cara”.
Mimica respondió: “No le pase usted la cuenta al alcalde de su comuna, éste es un problema del Estado de Chile. No tenemos nada que ocultar, es una situación complicada para nosotros y lamento decepcionarlos, pero no voy a llamar a la fuerza pública”.

Ante esta postura, otra apoderada replicó: “Yo voté por usted y siento que nos vendió la pomada a todos. Yo voté por un independiente”. El edil reaccionó y exclamó: “yo soy independiente, pero de pensamiento no estoy castrado”. El ambiente estaba tenso y el edil solicitó no involucrar temas políticos con los estudiantes, sin embargo, una apoderada defendió la postura y afirmó que “lamentablemente, los chicos están siendo utilizados por los partidos”.
La irrupción de una alumna permitió apagar los ánimos.

Intervención de
los estudiantes

Tras el episodio anterior, los alumnos sacaron su voz y con respeto se dirigieron hacia la autoridad contando sentidos testimonios. “Estoy en séptimo básico y quiero estudiar para subir mis notas. Mi mamá estudia y se saca la mugre trabajando. Estamos pidiendo solamente estudiar, detrás de nosotros hay familias esforzándose”, expresó Javier Contreras.

Mientras que la joven de segundo medio, Yolanda Olave, relató: “Acá la vida es dura y cuesta. Me vine caminando desde Archipiélago de Chiloé hasta el Liceo Barrera para pedir clases. Estamos acá porque tenemos espíritu de superación y no quiero faltarle el respeto, porque es una autoridad y agradezco lo que ha hecho por la educación, pero ahora le pido que haga algo para que volvamos al colegio”.

Javier tomó la palabra nuevamente y continuó: “necesitamos por favor recuperar el liceo, estamos aburridos en nuestras casas y yo todavía estoy haciendo la tarea de la profesora que era leer un libro. Lo he leído como tres veces ya”, confesó distendiendo la conversación.

Ante el escenario, Estefó dijo que a pedido de los padres y apoderados de séptimo y octavo básico, estaban por confirmar la realización de clases en salas de La Araucana con profesores del Liceo Barrera. A su vez, el alcalde se comprometió a efectuar gestiones para poder replicar la iniciativa a los niveles mayores y buscar espacios para llegar a un acuerdo con los alumnos en “toma” a través del diálogo.

“Estamos decepcionados. Lo único que dejó en claro es que no va a desalojar, pero no dio soluciones concretas”, declaró la alumna Doris Brito tras la reunión. Hoy se conocerá con mayor precisión si es que estas medidas se llevarán o no a cabo.