Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Apoderados del Liceo Nobelius increparon a los alumnos para que depusieran la “toma”

Infructuosos fueron los intentos de algunos padres y estudiantes del establecimiento por convencer a los jóvenes de deponer la medida

Por La Prensa Austral domingo 14 de agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
75
Visitas


Una tensa situación se vivió ayer en las afueras del Liceo Nobelius, luego de que padres y apoderados se enteraran de una nueva “toma” en el establecimiento.

El hecho se concretó a eso de las 3,40 horas de la madrugada, cuando un grupo de treinta y cuatro alumnos de enseñanza media ingresó al colegio para proceder a su ocupación.

Las mesas apostadas contra la reja fueron la señal que alertó a algunos apoderados que circulaban por el sector, reaccionando inmediatamente en contra de la medida.

Un grupo de alrededor de cincuenta personas, incluyendo alumnos, se agolpó en el acceso increpando a los tres estudiantes que salieron a dar la cara por sus compañeros y el movimiento.

Los manifestantes se encontraban tranquilos, no así los apoderados, que al verse de manos cruzadas reaccionaron con gritos y forcejeo de las mesas. Entre ellos mismos se contuvieron para no incurrir en acciones que pasaran a mayores y optaron por buscar una solución en conjunto, con la asesoría de un abogado para poder reanudar las clases a la brevedad.

“Vamos a exigir la expulsión”

Absolutamente indignados por el hecho de dejar sin clases a sus hijos, los padres vociferaban la expulsión de los 34 estudiantes que tomaron la medida de presión.

La presidenta del Centro de Padres de segundo básico, Janette Mancilla, expresó: “Vamos a exigir que sean expulsados, esto no puede ser. La mayoría de los alumnos quiere estudiar y es un grupo, el mismo de la vez anterior, el que lo está impidiendo de manera autoritaria”, dijo, señalando que ante esta situación están evaluando suspender el pago de la mensualidad.

Una compañera de los jóvenes también los increpó intentando convencerlos de realizar un plebiscito o movilizarse de alguna otra forma, hasta que se cansó y exclamó: “¡Por algo la educación está como está, por mediocres como ustedes!”.

Al lugar concurrió la inspectora general, Patricia Bórquez, quien pidió calma y paciencia a los padres. “No estamos de acuerdo con esta medida porque se les dio la posibilidad de ir a reuniones y participar, pero nuestra prioridad es el diálogo”, aseguró la docente, advirtiendo que los alumnos presentan situación de condicionalidad de matrícula por dos meses producto de la “toma” anterior.
“No nos dieron
espacios”
Los alumnos que permanecen al interior del recinto educacional explicaron los motivos que llevaron a “tomarse” nuevamente el colegio, aun cuando la vez anterior había finalizado con la firma de un protocolo de acuerdo entre los dirigentes y la dirección del establecimiento.

“No nos dieron espacios para organizarnos como movimiento, pedimos asambleas e instancias, pero siempre se fueron aplazando las cosas”, dijo una de las estudiantes que prefiere no entregar su nombre.

Según informaron, la medida sería de carácter indefinida, pero realizarán una asamblea mañana donde tomarán una decisión más concreta acerca del camino a seguir.

“Nosotros estamos luchando por una mejor educación, para que sea de calidad y permita a todos los estudiantes acceder a ella. El gobierno tiene los recursos, pero no la voluntad para cambiar esta realidad”, argumentaban en medio de las discusiones con los apoderados.

Los secundarios peligran fuertemente su permanencia en el colegio, según lo indica el reglamento.